imagotipo

Navegando

  • Flor E. Rentería Medina

¡Fuerte, Coahuila es!

Coahuila es uno de los Estados más emblemáticos de México. Coahuila le ha dado al país cinco Presidentes de la República: Melchor Múzquiz, Francisco I. Madero, Eulalio Gutiérrez, Roque González y, por último pero no menos importante, Venustiano Carranza.
El primero de esta lista, fue diputado para el Congreso General de 1823, es decir, para el Congreso Constituyente que nos dio la Ley Suprema de 1824. El tercero, aguerrido revolucionario, que además de ser Presidente, se convirtió después en Senador por Coahuila, para seguir representándonos. Roque González fue parte del Estado Mayor del Presidente Madero y una de sus personas de más confianza. Francisco I Madero y Venustiano Carranza, en todo México, no necesitan ningún tipo de presentación.

Coahuila ha sido, desde los inicios del México independiente, uno de los estados que busca redefinir la lucha social. Es un Estado que rompe esquemas y paradigmas, para ampliar los derechos de las y los ciudadanos.

Coahuila ha sido un Estado de vanguardia en prácticamente todas las luchas sociales, y tan sólo en años recientes, fuimos punta de lanza para la aprobación de la Ley de Desaparición Forzada, que ya es una realidad nacional, así como de la aprobación del matrimonio universal, que ya es reconocido a nivel federal por la Suprema Corte.

Coahuila es el primer Estado en prohibir las corridas de toros, y venció en todos los tribunales a quienes buscan sostener que esta es una práctica digna de este siglo; ser coahuilense es un compromiso con la modernidad legislativa, con la lucha social y la inclusión.

Esa fortaleza de Coahuila, a partir de hoy se hará más patente que nunca. El pasado primero de Diciembre, tomó protesta el Gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, un gobernador nacido en nuestra ciudad, Torreón, y que sabrá gobernar para todos, respetando el legado de los hombres que lo precedieron, pero sembrando el futuro para las generaciones que vienen.

Miguel Riquelme, durante toda su carrera política, ha demostrado su fortaleza de carácter. Como Alcalde de Torreón supo enfrentar los retos y transformó a nuestra ciudad en una nueva Perla de la Laguna, con seguridad y empleo como nunca antes. Como torreonense, estoy segura que de llevar su ética laboral al Gobierno del Estado, le esperarán a Coahuila 6 años de muchísimo trabajo y avances gubernamentales.

El Gobernador Riquelme será el encargado de llevar el estandarte de la historia, y de demostrar a todo México lo que aquí sabemos sin ninguna duda, que “Fuerte, Coahuila es”.