imagotipo

Masivos no ganan

  • RUN RUN

+ No le favoreció el tsunami
+ Elección imperfecta
+ ¿Javier les ganó a 3?

UNA DE LAS lecturas que nos dejan las elecciones del primero de julio es que con los eventos masivos, con los eventos multitudinarios por más impresionantes que sean, no se ganan elecciones. El PRI de Torreón tuvo un evento impresionante el martes 22 de mayo y eso, a final de cuentas, de nada le sirvió pues volvió a perder por segunda ocasión la Presidencia Municipal de Torreón. En contraparte, MORENA tuvo un evento muy flojo en Saltillo, que provocó incluso la decepción de Armando Guadiana Tijerina (flamante senador electo) pero eso no importó y ganó las elecciones de presidente de la República, del Senado, tres de siete diputaciones federales y cuatro alcaldías (Matamoros, Francisco I. Madero, Parras y Piedras Negras). El evento del martes 22 de mayo en el Coliseo Centenario de Torreón, donde hubo más de 10 mil personas, representó un auténtico oasis en el desierto para el candidato de la coalición “Todos por México” a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, y oxígeno puro para el candidato de la misma coalición a la Presidencia Municipal de Torreón, José Antonio Gutiérrez Jardón. Tanto así que integrantes del equipo de campaña de Meade, como Aurelio Nuño, difundieron el evento en redes sociales. Después del segundo debate presidencial, Meade vino a Gómez Palacio, a Matamoros y a Torreón, donde le fue bastante bien porque recibió el espaldarazo de miles de militantes y simpatizantes. El evento del Coliseo Centenario fue el que tuvo la mayor concentración de todos los eventos realizados el martes 22 de mayo en La Laguna. 10 mil personas fue la cifra oficial de la máxima capacidad del Coliseo Centenario que no solo se llenó sino que ya no había dónde meter a más gente. El del Coliseo fue uno de los eventos más grandes en Coahuila como el del Parque ‘Las Maravillas’ en Saltillo. Al evento del Coliseo Centenario asistió en su mayoría gente de Torreón y no de los municipios de Francisco I. Madero, San Pedro, Matamoros y Viesca, cuyos militantes y simpatizantes priistas acudieron al evento en Madero. La asistencia y el ambiente en el Coliseo Centenario fue una demostración de que los priistas de Torreón estaban totalmente echados para adelante para recuperar el primero de julio la Presidencia Municipal. En su momento señalamos que si bien un evento como el del Coliseo no determinaba una elección, “una golondrina no hace verano”, era una clara señal de que los priistas iban con todo en busca de recuperar la Alcaldía en manos del PAN con Jorge Zermeño Infante. Los priistas “algo” hicieron bien para llenar el Coliseo, aunque sus detractores dijeron que cuánto se gastó en las decenas de autobuses para el acarreo de militantes y simpatizantes, que si la gente se salió antes de que terminara el discurso de Meade, que si hubo entrega de lonches y “algo” más, entre otras cosas por el estilo. El lleno en el Coliseo indicaba que “ahora sí” los priistas estaban haciendo su trabajo, que ahora sí había quien estaba mandando en la campaña de Torreón, que ahora sí había dirección y que ahora sí estaban trabajando en torno a un proyecto y al candidato José Antonio Gutiérrez Jardón y de los candidatos José Antonio Meade Kuribreña, Verónica Martínez García y Jericó Abramo Masso, así como de Miguel Mery Ayup y Olivia Martínez Leyva. El indicativo de la concentración del 22 de mayo era que los priistas habían aprendido la lección de que debían trabajar y trabajar en unidad para poder ganar la elección. Sin embargo, lo apuntamos oportunamente, los priistas no podían echar las campanas al vuelo ni decir que, con ese evento, ya habían ganado la elección del primero de julio. A la campaña todavía le faltaba más de un mes en el cual los tricolores, si querían recuperar la Alcaldía, tendrían que trabajar en busca de una elección perfecta en la que no hubiera errores y en la que no dependían de lo que hicieran o dejaran de hacer los de enfrente. El del martes 22 de mayo fue un buen día para los priistas de Torreón, pero decíamos que no podían cantar victoria. Comprobado quedó que con los eventos masivos no se ganan elecciones…

POR SER CONSIDERADO un oportunista, un arribista, un mercenario de la política y llegado a calificar como “El Rey del Trapecio”, Ignacio Corona Rodríguez, candidato de MORENA a la Presidencia Municipal de Torreón, no fue beneficiado por el tsunami lopezobradorista. Esto fue lo que oportunamente apuntamos sobre lo que ocurría con Nacho Corona: “En Torreón, al igual que en varios Estados y más municipios, hay quienes simpatizan y apoyan con todo a Andrés Manuel López Obrador de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ para la Presidencia de la República, pero repudian a los candidatos a otros puestos de elección popular. En Torreón, el repudio particularmente es en contra del expanista José Ignacio ‘Nacho’ Corona Rodríguez, a quien ven como un oportunista, un arribista y un mercenario de la política. Militantes y simpatizantes del Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el principal partido de ‘Juntos Haremos Historia’ en Torreón, siguen en contra del exregidor y exdiputado local por el Partido Acción Nacional (PAN), Nacho Corona, a quien siguen sin aceptar como su candidato a la Presidencia Municipal de Torreón. El repudio a Nachito, así lo llaman, se mantiene a pesar de que en su reciente visita a Torreón –en la Plaza Mayor-, López Obrador pidió que lo apoyen a él pero también a los demás candidatos (Armando Guadiana y Eva Galaz a senadores; José Ángel Pérez Hernández y María del Rosario Pérez Dena a diputados federales). Pero la cosa no queda en el repudio sino que hay gente de MORENA que ha recurrido a la Sala Regional Monterrey del Tribunal Federal Electoral del Poder Judicial de la Federación (Trife) para interponer un juicio de revisión constitucional electoral que tiene que ver con el registro como candidato de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’ de José Ignacio Corona Rodríguez cuando ya había hecho su intención de ser candidato independiente a la Presidencia Municipal de Torreón. El juicio, que se ventila en el expediente 75/2018, ha sido presentado por Enrique Guzmán del Río, quien se manifiesta en contra de la sentencia dictada por el Tribunal Electoral del Estado de Coahuila de Zaragoza, dictada con fecha 28 de abril. Guzmán manifiesta que le importa el resolutivo único en el que se declaran infundados los agravios hechos valer y el quejoso considera que el Tribunal Electoral incurre con tal proceder en exceso y defecto dejándolo en el más total estado de indefensión, violando sus derechos de petición, audiencia, legalidad, seguridad jurídica y exacta aplicación de la ley y señala que carece la sentencia dictada por el Tribunal Electoral de la debida fundamentación y motivación, además de haber violado los principios de congruencia y exhaustividad, haciéndole nugatorio su derecho de acceso a la justicia. Nachito Corona es el candidato de MORENA pero ahí tiene un juicio en su contra… El repudio contra José Ignacio Corona Rodríguez es porque hasta hace apenas unos meses era militante y dirigente del Partido Acción Nacional (PAN) y porque nunca ha militado ni simpatizado con MORENA. El repudio es mayor porque luego de dejar el PAN amagó con ser candidato independiente, Nacho Corona surge de la nada como candidato a la Alcaldía de Torreón. En MORENA conocen a Nacho como ‘El Rey del Trapecio’, al seguir sus pasos por el PAN ya que cuando no ocupaba un puesto de elección popular (diputado local y regidor), tenía un cargo administrativo (titular de SEMARNAT y SAGARPA). Los de MORENA dicen que Nacho Corona no va a ganar la Alcaldía de Torreón pero tendría asegurada una regiduría. Así las cosas…”. Hasta aquí lo que apuntamos sobre Nacho Corona y que explica por qué no fue beneficiado por el tsunami lopezobradorista…

EN ESTE espacio señalamos repetidamente que el PRI podía ganar Torreón siempre y cuando realizara una “elección perfecta”, lo cual no ocurrió. Decíamos que el primer reto era mantener los 111 mil 498 votos que el año pasado obtuvo Miguel Mery Ayup y no lo logró. Si bien el tsunami lopezobradorista afectó al PAN y al PRI en todo el país, priistas de Torreón se han quejado de una serie de situaciones que a la postre habrían contribuido a la derrota de José Antonio Gutiérrez Jardón, un hombre decente, trabajador y con experiencia. La “elección perfecta” del PRI estuvo muy lejos porque la maquinaria electoral, pese a la inversión, no trabajó como se tenía proyectada. Hay priistas torreonenses que siguen quejándose, en un organigrama piramidal, de sus dirigentes…

LA ALCALDÍA de San Pedro la ganó Javier Guerrero García con la candidata del PAN, la doctora Patricia Grado Falcón, cuya campaña la coordinó el sobrino de Javier, Armando Guerrero Viesca, exdelegado de Prospera. Aunque “al cuarto para las doce” asumió la coordinación de campaña en Coahuila de MORENA, Javier Guerrero apoyó con todo lo que tuvo a su alcance a Patricia, a cuyo registró asistió al lado del candidato del PAN al Senado, Guillermo Anaya Llamas. Así las cosas, el PAN gana San Pedro por primera vez en la historia de este municipio que había sido gobernado por el PRI y en una ocasión por el PRD. El tema es que Javier ganó con Patricia Grado a los grupos representados por los exalcaldes José Luis “El No Confiable” Flores Méndez y Juan González González que son ubicados en un mismo grupo, y Jorge Abdala Serna. ¿Javier Guerrero les ganó a los tres? Conste, es pregunta…