imagotipo

+ Lara, cortina de humo

  • RUN RUN

+ 4 meses en ascuas
+ En la cancha del INE
+ Margarita o Anaya

EL REGIDOR DEL Partido de la Revolución Democrática (PRD), Roberto Rodríguez Fernández, no se anduvo por las ramas y señaló al regidor del Partido Acción Nacional (PAN), Sergio Lara Galván, de emprender una campaña de desprestigio hacia la administración del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (SIMAS) de Torreón. Esto, declaró el perredista, no es otra cosa que una cortina de humo por parte de Sergio Lara para desviar la atención de lo que a todas luces fue un negocio millonario signado en su momento en el Restaurante El Búfalo entre el entonces presidente municipal Jorge Zermeño Infante y los empresarios de Ecoagua que pretendían cobrarle a los torreonenses más de 450 millones de pesos. Rodríguez Fernández indicó que afortunadamente el cobro por más de 450 millones de pesos que finalmente pagarían los contribuyentes de Torreón no lo lograron ni lo lograrán gracias a la buena defensa legal que hoy se tiene. Ciertamente, decíamos ayer que bajo sospecha están las actuaciones de emisarios del pasado del SIMAS y personajes del PAN, entre éstos algunos ediles, luego de que se dio por cancelado el contrato leonino con la empresa Ecoagua para la construcción y operación de la Planta Tratadora de Aguas Residuales. Destacamos el inusitado “interés” de la síndica Gabriela Casale Guerra y de la regidora Ángela Campos García, pero sobre todo del regidor y coordinador de la fracción del PAN en el Cabildo, Sergio Lara Galván, en relación a la terminación de los juicios de SIMAS contra Ecoagua que, papeles en mano, el gerente general de la empresa paramunicipal, Xavier Herrera Arroyo, ha detallado la disputa legal contra Ecoagua. Insistimos, la actuación de emisarios del pasado del SIMAS y personajes del PAN es sumamente sospechosa pero lo más grave es que unos y otros van en contra de los intereses de los torreonenses. La actuación de Sergio Lara Galván es más que sospechosa porque si bien es integrante del Cabildo no es miembro de la Comisión del Agua del Cabildo que preside el panista José Ignacio Corona Rodríguez, pero es uno de los más “interesados” en los juicios contra Ecoagua. A estas alturas, no se sabe si Lara forma parte del equipo en el que están el consejero Eduardo Castañeda Martínez y el exsecretario de Gestión y Seguimiento, Luis Moreno Vallejo, así como el presidente del Consejo Lagunero de la Iniciativa Privada (CLIP, Juan Antonio Sifuentes Terrazas, que tienen sus intereses. Tampoco se sabe si Sergio Lara está actuando como regidor o como representante de los intereses de Jorge Zermeño Infante, quien se dice lo tiene contemplado como su próximo secretario del Ayuntamiento. Y finalmente no se sabe si Sergio Lara está trabajando como regidor o como abogado de la empresa Ecoagua…

LOS COAHUILENSES HAN estado en ascuas durante cuatro meses sobre la elección de gobernador de Coahuila. Es fecha que las autoridades del Instituto Nacional Electoral (INE) y de la Sala Superior del Tribunal del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) no han permitido conocer la validez de la elección de gobernador que ganó el priista Miguel Ángel Riquelme Solís, como candidato de la coalición “Por un Coahuila Seguro”, al panista Guillermo Anaya Llamas, como candidato de la coalición “Alianza Ciudadana por Coahuila”. Ya tenemos un pie en las elecciones del 2018 y en Coahuila todavía no se resuelve la elección de gobernador que ha mantenido con inquietud e incertidumbre a gran parte de la sociedad de Coahuila y no se diga a los principales interesados Miguel Riquelme y Guillermo Anaya, así como a sus seguidores. Los constantes errores del INE de Lorenzo Córdova sobre el proceso de fiscalización de las campañas de gobernador de Coahuila han impedido que la Sala Superior del TEPJF se pronuncie sobre la validez de la elección. Cuatro meses los coahuilenses han estado en ascuas pero todavía faltan algunas semanas más para que se dé la resolución de la validez de la elección. Aunque luego de la resolución del jueves de la semana pasada de la Sala Superior del TEPJF que revocó el sistema de fiscalización de la elección en Coahuila, se esperaría que en menos tiempo se resuelva sobre la validez de la elección, pero… En estos cuatro meses lo que se ha dado es una lucha sin cuartel entre priistas y panistas que cantan victoria en cuanto a la validez de la elección de gobernador. Se esperaría que en poco tiempo hubiera una resolución, si se ve fríamente el escenario pero por lo que se percibe no sería nada raro que la validez de la elección se juzgue en una fecha muy cercana a la fecha programada para el cambio de poderes. Así que todavía habrá que esperar un buen rato…

EN LA CANCHA del Instituto Nacional Electoral (INE) está el tema de la elección de gobernador de Coahuila. Esto luego de que la Sala Superior del TEPJF revocó la resolución INE/CD313/2017 del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) respecto a las irregularidades reportadas en el Dictamen Consolidado de la revisión de los informes de campaña de los ingresos y gastos de los candidatos a los cargos de elección de gobernador, diputados locales y Ayuntamientos, correspondiente al proceso electoral local ordinario 2016-2017, en el Estado de Coahuila de Zaragoza. En consecuencia, determinó revocar el dictamen consolidado en las partes impugnadas, indicando que el INE deberá emitir una nueva resolución en relación con el prorrateo de los gastos, en el que éstos se distribuyan entre todos los partidos beneficiados, así como la relativa a la edición a los promocionales, para reponer esa garantía de audiencia y determinar si se mantienen las conclusiones sancionatorias o se tienen por atendidas las observaciones formuladas. Quisimos reproducir la información oficial del TEPJF para recalcar que los magistrados han sido muy claros en lo que le están pidiendo a los consejeros del INE. Por esto, se considera como excesivo que el TEPJF haya otorgado 15 días al INE para “reponer esa garantía de audiencia y determinar si se mantienen las conclusiones sancionatorias o se tienen por atendidas las observaciones formuladas”. Si los 15 son días naturales o corridos, el INE tiene hasta el 20 de octubre para dar respuesta al TEPJF, si los 15 son días hábiles, el INE tiene hasta el 26 de octubre para responderles a los magistrados. Pero además de esto, habrá que tener que esperar la resolución primero del Tribunal Electoral de Coahuila y luego del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación. Veremos y diremos…

LOS PANISTAS de Coahuila todavía no salen del conflicto por la elección de gobernador y ya están atrapados en las redes por las elecciones del 2018 y concretamente por la decisión a favor de Ricardo Anaya Cortés, el dirigente nacional del PAN y aspirante presidencial, y de Margarita Zavala, quien recién renunció a su militancia en el PAN e irá como candidata independiente a la Presidencia de la República. Simpatizantes y militantes del PAN han declarado abiertamente que irán con Margarita Zavala para la Presidencia de la República, e incluso algunos han dicho que irán con ella sin renunciar a su militancia partidista. Entre los que van con Margarita sin irse del PAN están los “senadores rebeldes” entre los que están Ernesto Cordero, Roberto Gil Zuarth y Javier Lozano Alarcón, así como los exgobernadores panistas de Baja California, Alejandro González Alcocer; de Jalisco, Alberto Cárdenas Jiménez y Emilio González; así como Fernando Canales Clariond, de Nuevo León. En el caso de Coahuila, interesante ver de qué lado se irán los panistas que tienen como figura principal a Guillermo Anaya Llamas, excandidato de la coalición “Alianza Ciudadana por Coahuila”. Guillermo Anaya ha sido apoyado por Ricardo Anaya en su lucha por buscar la anulación de la elección de gobernador de Coahuila pero es compadre de Margarita Zavala y Felipe Calderón, en cuyo sexenio le fue bastante bien. En estos duros momentos en los que está “decidiéndose” la elección de gobernador, Ricardo ha “abandonado” a Guillermo pues está más ocupado en el impacto de la renuncia de Zavala y en sus aspiraciones presidenciales. Luis Fernando Salazar ya había sido invitado a ir en contra de Ricardo Anaya por sus compañeros y amigos senadores Roberto Gil Zuarth y Ernesto Cordero, cuando estos junto con Javier Lozano Alarcón, Salvador Vega y Jorge Luis Lavalle, asistieron a la toma de protesta de Cordero como presidente del Senado. Luis Fernando no se unió a Gil y Cordero, quienes junto con otros senadores lo habían apoyado para que fuera candidato del PAN al Gobierno del Estado. Luis Fernando no se unió a sus compañeros y amigos por tener en mente la candidatura del PAN a la Presidencia Municipal de Torreón por tres años. Guillermo Anaya y Luis Fernando, y compañías, no se moverán por ahora mientras no se resuelva la validez de la elección de gobernador. Pero habrá una gran movilización cuando el Tribunal Electoral resuelva y no se diga cuando arrecie la disputa por las candidaturas a alcaldes, diputados federales y senadores…