imagotipo

El PRI que México reclama

  • Flor E. Rentería Medina

Estimados lectores, el día de hoy, dan inicio los trabajos de las cinco mesas temáticas que mi partido, el Revolucionario Institucional, ha instaurado para construir los cimientos que habrán de definir la plataforma política del 2018. Para las y los priistas del país, es un orgullo y un compromiso el aportar toda nuestra entrega y nuestra capacidad en estas mesas.

Ser priista, significa estar comprometidos con la gente, entender que la sociedad de hoy, no es la misma de ayer, que las exigencias y las prioridades cambian, pero también, que la brújula que nos dio origen debe de seguir marcando el camino para encontrar la solución a los problemas. Ser del PRI, es entender que el pasado y el presente son necesarios para construir nuestro futuro.

Hoy, en 5 estados de la República, las y los priistas de México construimos el sendero que, con unidad y compromiso por México, habrá de llevarnos al triunfo en el 2018, porque solo juntos, el Gobierno, nuestros representantes populares y la sociedad, es que como país podremos enfrentar los retos que la sociedad nos presenta.

Para mí, como diputada federal, es muy importante estar en la Mesa de Trabajo de Visión de Futuro, misma que se instaló en el Estado de Jalisco, y en donde los tricolores habremos de discutir cual es el partido que debemos darle a México este 2018, un partido que no piense solo en una elección, sino en el porvenir de nuestra nación.

Amigas y amigos, el PRI no es de aquellos que le han fallado al partido y a la gente. El PRI somos miles de mexicanas y mexicanos como ustedes, que queremos construir un México mejor que el que tenemos. El PRI son las instituciones que nos definen como Nación, como el Seguro Social o el Infonavit, baluartes de la lucha popular y sin las cuales, mucha gente no tendría ni siquiera acceso a los servicios más básicos de salud o de vivienda.

Estamos conscientes como priistas, que como en cualquier agrupación humana, hay elementos buenos, y elementos que no respondieron a las expectativas. No lo negamos, por el contrario, asumimos de frente estos errores, y trabajamos de manera transparente no solo en solucionarlos, sino en evitar que se repliquen.

Ser responsables no es negar los errores del pasado, pero tampoco significa permitir que estos nos marquen de por vida. La responsabilidad, es asumir los costos y enfrentarlos como la ciudadanía lo exige, para así, juntos, construir un nuevo paradigma de gobierno.

Además de la mesa en la que participo, el Partido ha colocado 4 más en otras entidades federativas, todas ellas con representación de Diputadas y Diputados Federales, integrantes del Senado, Alcaldes, Egresados del Instituto de Capacitación y Desarrollo Político y de los distintos Sectores y Organizaciones del PRI; con mucho orgullo destaco que en Coahuila, el Estado más priista del Norte de México, es hoy la sede de la mesa de Declaración de Principios.

En Coahuila, ante la exigencia ciudadana de instaurar un 3 de 3 para las candidaturas, las y los priistas dimos un paso adelante, y exigimos a todas y todos nuestros candidatos un 5 de 5, para que además de las declaraciones patrimonial, fiscal y de conflicto de intereses, se incorporen la constancia de no antecedentes penales y el antidoping, a fin de probar a los coahuilenses que pueden confiar en sus candidatos; esta es una muestra del compromiso que tenemos con la sociedad y sus demandas, y del porque nuestro Estado fue elegido para tan importante labor.

Ser priista, amigas y amigos, para mí es causa de orgullo. Es ser heredera de la lucha de la Revolución Mexicana, pero también ser forjadora de un mejor futuro para las próximas generaciones, y tengan por seguro que tomo como un alto honor y con mucha responsabilidad esta oportunidad de trabajar para construir en la XXII Asamblea Nacional del PRI, el PRI que México necesita, que merece y que con justicia reclama.