/ miércoles 18 de agosto de 2021

Una comandancia sin Ejército

Por Juan Veledíaz

Parece un proyecto al vapor, pero la intención de reformar la estructura orgánica de la Sedena es clara en su intención de incorporar a la Guardia Nacional, y con ello otorgar más poder a quien ocupe el cargo de secretario de la Defensa Nacional.

El planteamiento de crear una Comandancia del Ejército es que sea una rama específica de la secretaría de la Defensa Nacional, aunque en la práctica seguirá bajo la batuta de quien ocupe el cargo de secretario del ramo. Tuvieron que pasar más de 72 años para que al alto mando militar en México considerara necesario crear una Comandancia del Ejército, planeado como un ente operativo-administrativo que en otros ejércitos del mundo funciona como el mando superior de las tropas de tierra.

En México el anuncio de la creación de la Comandancia del Ejército se dio sin que hubiera una explicación previa sobre las razones que la justificaran. Sus atribuciones pueden tener distintas interpretaciones ante los vacíos que existen sobre su estructura y alcances.

El pasado viernes 13 de agosto hubo una ceremonia oficial en el Campo Marte de la Ciudad de México de lo que se llamó “revista de entrada de la Comandancia del Ejército”, que a partir de ese día quedó a cargo del general de división Eufemio Albetto Ibarra Flores, un oficial de infantería contemporáneo del general secretario en el Colegio Militar, que viene de Guerrero donde ocupó hasta hace unas semanas la titularidad de la comandancia de la novena región miitar.

En el evento el general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional, dijo que su tarea como titular de la dependencia se centrará en el ámbito operativo de atender los temas y compromisos a nivel Ministerio de Defensa, mientras el Comandante del Ejército atenderá los compromisos en el área que corresponde a una fuerza armada.

El surgimiento de la Comandancia del Ejército se dio sin que exista una ley donde se espeficiquen cuáles son sus atribuciones, responsabilidades y sobre todo la situación en la quedarían las 12 comandancias de región militar en que se divide el país, que con sus zonas militares, las unidades operativas de infantería, caballería, arma blindada, funcionan como “pequeños” ejércitos que dependen de cada mando de región.

Un documento militar que circula desde mayo pasado titulado “Reorganización de la Sedena”, fija en dos etapas en que se dará la reestructuración anunciada la semana pasada. La primera inició con la puesta en marcha de la Comandancia del Ejército, lo que llevará a una reestructuración de los órganos administrativos de la Sedena. En la segunda se habla de incorporación de la Guardia Nacional como fuerza armada, que junto a la Comandancia de la Fuerza Aérea, la Comandancia del Ejército, operarará a través de un Estado Mayor Conjunto, como sucede en gran parte de los ministerios o departamentos de Defensa en distintos países de América Latina y el mundo, donde también participan las fuerzas navales.

El proyecto parece hecho al vapor porque pasa por alto varios detalles, como por ejemplo cuáles serán las tropas que tendrá a su cargo la Comandancia del Ejército. ¿Se contrapondrá a los mandos militares de región? ¿Cómo se complementarán?

@velediaz424

Por Juan Veledíaz

Parece un proyecto al vapor, pero la intención de reformar la estructura orgánica de la Sedena es clara en su intención de incorporar a la Guardia Nacional, y con ello otorgar más poder a quien ocupe el cargo de secretario de la Defensa Nacional.

El planteamiento de crear una Comandancia del Ejército es que sea una rama específica de la secretaría de la Defensa Nacional, aunque en la práctica seguirá bajo la batuta de quien ocupe el cargo de secretario del ramo. Tuvieron que pasar más de 72 años para que al alto mando militar en México considerara necesario crear una Comandancia del Ejército, planeado como un ente operativo-administrativo que en otros ejércitos del mundo funciona como el mando superior de las tropas de tierra.

En México el anuncio de la creación de la Comandancia del Ejército se dio sin que hubiera una explicación previa sobre las razones que la justificaran. Sus atribuciones pueden tener distintas interpretaciones ante los vacíos que existen sobre su estructura y alcances.

El pasado viernes 13 de agosto hubo una ceremonia oficial en el Campo Marte de la Ciudad de México de lo que se llamó “revista de entrada de la Comandancia del Ejército”, que a partir de ese día quedó a cargo del general de división Eufemio Albetto Ibarra Flores, un oficial de infantería contemporáneo del general secretario en el Colegio Militar, que viene de Guerrero donde ocupó hasta hace unas semanas la titularidad de la comandancia de la novena región miitar.

En el evento el general Luis Crescencio Sandoval González, secretario de la Defensa Nacional, dijo que su tarea como titular de la dependencia se centrará en el ámbito operativo de atender los temas y compromisos a nivel Ministerio de Defensa, mientras el Comandante del Ejército atenderá los compromisos en el área que corresponde a una fuerza armada.

El surgimiento de la Comandancia del Ejército se dio sin que exista una ley donde se espeficiquen cuáles son sus atribuciones, responsabilidades y sobre todo la situación en la quedarían las 12 comandancias de región militar en que se divide el país, que con sus zonas militares, las unidades operativas de infantería, caballería, arma blindada, funcionan como “pequeños” ejércitos que dependen de cada mando de región.

Un documento militar que circula desde mayo pasado titulado “Reorganización de la Sedena”, fija en dos etapas en que se dará la reestructuración anunciada la semana pasada. La primera inició con la puesta en marcha de la Comandancia del Ejército, lo que llevará a una reestructuración de los órganos administrativos de la Sedena. En la segunda se habla de incorporación de la Guardia Nacional como fuerza armada, que junto a la Comandancia de la Fuerza Aérea, la Comandancia del Ejército, operarará a través de un Estado Mayor Conjunto, como sucede en gran parte de los ministerios o departamentos de Defensa en distintos países de América Latina y el mundo, donde también participan las fuerzas navales.

El proyecto parece hecho al vapor porque pasa por alto varios detalles, como por ejemplo cuáles serán las tropas que tendrá a su cargo la Comandancia del Ejército. ¿Se contrapondrá a los mandos militares de región? ¿Cómo se complementarán?

@velediaz424

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 13 de octubre de 2021

Bicenterario de la Armada

Juan Veledíaz

miércoles 01 de septiembre de 2021

La nueva camarilla militar

Juan Veledíaz

miércoles 21 de julio de 2021

El parto de la mafiocracia

Juan Veledíaz

miércoles 07 de julio de 2021

Reacomodos militares

Juan Veledíaz

Cargar Más