Claudio Martínez Silva

  / viernes 19 de julio de 2019

Rincón Beisbolero

¿Se asoman tiempos de cambio?

Varios aficionados preguntan con insistencia si ha llegado la hora de remover a Jonathan Aceves del timón de los Algodoneros de Unión Laguna; la respuesta es muy complicada, porque la elección de este elemento, junto con su cuerpo técnico fue el primer error en la integración del equipo; Leo Valenzuela es el único elemento con la experiencia necesaria para desempeñarse en este importante cargo, aunque Leo se ha mantenido como coach de banca, y bien podría hacerlo en primera o tercera, porque esas posiciones, aunque no lo parezca, son demasiado importantes para un equipo de béisbol. La directiva ya aguantó a Aceves más de media temporada y al parecer la intención es dejarlo, sin embargo, una buena fuente asegura que el próximo martes los Algodoneros tendrán nuevo manager.

En lo que es un punto de vista muy personal, el cambio en el timón traería en primer lugar un beneficio en el aspecto anímico; hoy el equipo ha perdido esa alegría que enseñaba al jugar béisbol; el grupo se ha acostumbrado a perder, y la caída libre por la que pasa el plantel, puede traducirse en la peor temporada en la historia de la franquicia. Un nuevo manager trabajaría con el equipo poco más de un mes, y ese tiempo serviría para poner los cimientos de una novena con buenas posibilidades de éxito en 2020. No todo lo hecho es malo en la organización, y algo digno de resaltar, es la llegada de Adrián Gutiérrez, un receptor con calidad y mucho futuro por delante.

Dentro de lo “encuerado” que los anteriores directivos dejaron el roster, es digno de celebrar que Unión Laguna sea propietario de jugadores como Missael Rivera, Ciro Norzagaray, Edgar Robles, Abraham López, Edgar Martínez, José Frutos, José Sánchez y Miguel Ángel Esparza. Ese grupo sería bien arropado por Francisco Rivera, Óscar Sanay, Francisco Ferreiro, Adrián Gutiérrez y Alejandro Martínez. Algodoneros cuenta con elementos muy valiosos, los cuales, con buenos extranjeros y algunos mexicanos no nacidos en México, tendría para pelear en la parte alta de la tabla; lo importante sería aprovechar lo que resta del calendario regular 2019, para que esa sea la base de la novena en 2020.

Este sábado a partir de las 15:00 horas, Unión Laguna tendrá doble cartelera en el parque Francisco Villa, de Durango ante los Generales, de seguir la mala racha el equipo empataría la marca de 2018 y de la franquicia con 14 derrotas consecutivas, un récord nada agradable y que seguramente la novena lagunera tratará de impedir, aunque la empresa luce complicada porque los Generales de Durango, a pesar de las dos derrotas en Campeche, hoy juegan muy buen béisbol y se encuentran motivados ante la gran oportunidad que tienen de meterse a la postemporada. Un gran mérito tiene en ese éxito Efrén Espinoza, que ha trabajado fuerte, el equipo en la primera vuelta no entregó buenos resultados, pero que en base a buen béisbol hoy está en la pelea.

En otro orden de ideas, hace algunas semanas se comentó en este espacio que los Rieleros de Aguascalientes empezarían a desprenderse de elementos importantes; en primera instancia vendieron a Tony Campana a los Sultanes de Monterrey; ahora se da a conocer la salida de José Vargas a los Acereros del Norte, a cambio de Juan Carlos Pérez y dos jugadores más, los cuales serán dados a conocer más adelante; el típico argumento de algunos directivos para vender jugadores y no darles el porcentaje que les corresponde; de esta forma al parecer los Rieleros de Aguascalientes ya avientan el arpa y buscan que sus pérdidas sean menores de aquí al final de la temporada.

Un proyecto que lucía interesante, con Joe Álvarez de manager y con incrustaciones interesantes como Héctor Ambriz y Alex Sanabia en el pitcheo abridor, además del regreso de Ariel Peña y la continuidad para Francisco del Rosario; una ofensiva de mucho peso, con el propio Vargas, Michael Wing, Saúl Soto, Marc Flores, Tony Campana, Carlos Rodríguez y Edson García. Leo Clayton hizo su debut en la oficina y también sumaron como coach, aunque seguramente con injerencia, a José Juan Bellazetín. El proyecto sonaba interesante y daba para pronosticar que Aguascalientes pelearía a los tres grandes; Monterrey, Monclova y Tijuana.

¿Se asoman tiempos de cambio?

Varios aficionados preguntan con insistencia si ha llegado la hora de remover a Jonathan Aceves del timón de los Algodoneros de Unión Laguna; la respuesta es muy complicada, porque la elección de este elemento, junto con su cuerpo técnico fue el primer error en la integración del equipo; Leo Valenzuela es el único elemento con la experiencia necesaria para desempeñarse en este importante cargo, aunque Leo se ha mantenido como coach de banca, y bien podría hacerlo en primera o tercera, porque esas posiciones, aunque no lo parezca, son demasiado importantes para un equipo de béisbol. La directiva ya aguantó a Aceves más de media temporada y al parecer la intención es dejarlo, sin embargo, una buena fuente asegura que el próximo martes los Algodoneros tendrán nuevo manager.

En lo que es un punto de vista muy personal, el cambio en el timón traería en primer lugar un beneficio en el aspecto anímico; hoy el equipo ha perdido esa alegría que enseñaba al jugar béisbol; el grupo se ha acostumbrado a perder, y la caída libre por la que pasa el plantel, puede traducirse en la peor temporada en la historia de la franquicia. Un nuevo manager trabajaría con el equipo poco más de un mes, y ese tiempo serviría para poner los cimientos de una novena con buenas posibilidades de éxito en 2020. No todo lo hecho es malo en la organización, y algo digno de resaltar, es la llegada de Adrián Gutiérrez, un receptor con calidad y mucho futuro por delante.

Dentro de lo “encuerado” que los anteriores directivos dejaron el roster, es digno de celebrar que Unión Laguna sea propietario de jugadores como Missael Rivera, Ciro Norzagaray, Edgar Robles, Abraham López, Edgar Martínez, José Frutos, José Sánchez y Miguel Ángel Esparza. Ese grupo sería bien arropado por Francisco Rivera, Óscar Sanay, Francisco Ferreiro, Adrián Gutiérrez y Alejandro Martínez. Algodoneros cuenta con elementos muy valiosos, los cuales, con buenos extranjeros y algunos mexicanos no nacidos en México, tendría para pelear en la parte alta de la tabla; lo importante sería aprovechar lo que resta del calendario regular 2019, para que esa sea la base de la novena en 2020.

Este sábado a partir de las 15:00 horas, Unión Laguna tendrá doble cartelera en el parque Francisco Villa, de Durango ante los Generales, de seguir la mala racha el equipo empataría la marca de 2018 y de la franquicia con 14 derrotas consecutivas, un récord nada agradable y que seguramente la novena lagunera tratará de impedir, aunque la empresa luce complicada porque los Generales de Durango, a pesar de las dos derrotas en Campeche, hoy juegan muy buen béisbol y se encuentran motivados ante la gran oportunidad que tienen de meterse a la postemporada. Un gran mérito tiene en ese éxito Efrén Espinoza, que ha trabajado fuerte, el equipo en la primera vuelta no entregó buenos resultados, pero que en base a buen béisbol hoy está en la pelea.

En otro orden de ideas, hace algunas semanas se comentó en este espacio que los Rieleros de Aguascalientes empezarían a desprenderse de elementos importantes; en primera instancia vendieron a Tony Campana a los Sultanes de Monterrey; ahora se da a conocer la salida de José Vargas a los Acereros del Norte, a cambio de Juan Carlos Pérez y dos jugadores más, los cuales serán dados a conocer más adelante; el típico argumento de algunos directivos para vender jugadores y no darles el porcentaje que les corresponde; de esta forma al parecer los Rieleros de Aguascalientes ya avientan el arpa y buscan que sus pérdidas sean menores de aquí al final de la temporada.

Un proyecto que lucía interesante, con Joe Álvarez de manager y con incrustaciones interesantes como Héctor Ambriz y Alex Sanabia en el pitcheo abridor, además del regreso de Ariel Peña y la continuidad para Francisco del Rosario; una ofensiva de mucho peso, con el propio Vargas, Michael Wing, Saúl Soto, Marc Flores, Tony Campana, Carlos Rodríguez y Edson García. Leo Clayton hizo su debut en la oficina y también sumaron como coach, aunque seguramente con injerencia, a José Juan Bellazetín. El proyecto sonaba interesante y daba para pronosticar que Aguascalientes pelearía a los tres grandes; Monterrey, Monclova y Tijuana.

viernes 26 de julio de 2019

Rincón Beisbolero

miércoles 24 de julio de 2019

Rincón Beisbolero

viernes 19 de julio de 2019

Rincón Beisbolero

miércoles 10 de julio de 2019

Rincón Beisbolero

lunes 08 de julio de 2019

Rincón Beisbolero

viernes 28 de junio de 2019

Rincón Beisbolero

viernes 21 de junio de 2019

Rincón Beisbolero

viernes 14 de junio de 2019

Rincón Beisbolero

miércoles 12 de junio de 2019

Rincón beisbolero

viernes 07 de junio de 2019

Rincón Beisbolero

Cargar Más