/ lunes 21 de octubre de 2019

Nuestros festivales culturales

(Apuntes)

A menudo, escuchaba durante mi adolescencia que hacían falta más espacios de expresión cultural, foros donde las artes convergieran con la sociedad civil para una interacción mutua y como resultado diera el amor por la cultura o en su defecto, el desarrollo a través de actividades lúdicas de trascendencia.

Durante los años 90’ ya casi en el ocaso de esa época –si la memoria no me falla- se carecía de vitrinas importantes donde se pudiesen expresar nuestros talentos locales, ya sea a través de exposiciones, conferencias, galerías u obras teatrales callejeras. Hoy la realidad es totalmente distinta, si bien, nunca alcanzará el presupuesto para el rubro cultura por parte de los tres niveles de gobierno, el panorama es totalmente diferente. Con agrado contemplamos un sinfín de eventos culturales que vienen a enriquecer las opciones de convivencia de nuestra comunidad lagunera.

Con agrado y beneplácito, hoy en día la comunidad lagunera –me refiero a la comunidad de las dos entidades federativas Coahuila-Durango- cuentan con un abanico interesante en cuanto a opciones se refiere, de actividades culturales. La público en general cuenta en la palma de sus manos con opciones nutridas sobre a qué acontecimientos ir de acuerdo al gusto de cada quien.

Del lado de Coahuila, actualmente se desarrolla el Festival Internacional de las Artes Julio Torri, en su edición 2019, se desarrolla del 11 al 27 de octubre, en Durango, el Festival Cultural Revueltas, se lleva a cabo del 04 al 22 de octubre, hoy estará culminando este importante acontecimiento cultural.

Conciertos, conferencias, obras de teatro, presentaciones de libro, plásticas, gráfica, entre otras y muchas actividades más son las que se desarrollaron y continúan llevándose a cabo –en el caso de Durango hoy culmina- y nos da un claro mensaje de avance en este rubro, porque más allá de los estereotipos y etiquetas sobre si la cultura es cara o no, lo claro es que hay diversas opciones para dar rienda suelta a la curiosidad y a la disposición de aprender o retroalimentarnos en el tema de la cultura.

No hay pretexto para asegurar que no hay cultura, que no existe oferta en este terreno, al contrario, hoy en día es cuando más opciones se tienen para apreciar lo que se hace en las diversas localidades de ambos estados. Una de las grandes fortalezas y ventajas, es que nos situamos en un punto por demás estratégico, entre Coahuila y Durango, esto vuelve atractiva la agenda cultural.

Cabe hacer mención que la actividad cultural no sólo se remite a estos dos importantes eventos de talla internacional, conozco a impulsores de la cultura que sin contar con recursos anteponen el amor por esta actividad con el objetivo de lograr trascender a través de la participación copiosa de la sociedad.

Cada fin de semana, de preferencia por la tarde, nos enteramos de tal o cual presentación de algún libro en mención, observamos que Moorelear no descansa y por todo el Paseo Morelos la actividad es copiosa y permanente.

Nuestros festivales llegaron para quedarse, que las autoridades pongan su granito de arena –dentro de sus responsabilidades y posibilidades- que del resto nos encargaremos nosotros, los amantes dementes que le apuestan a que la cultura esté al alcance de todos.

(Apuntes)

A menudo, escuchaba durante mi adolescencia que hacían falta más espacios de expresión cultural, foros donde las artes convergieran con la sociedad civil para una interacción mutua y como resultado diera el amor por la cultura o en su defecto, el desarrollo a través de actividades lúdicas de trascendencia.

Durante los años 90’ ya casi en el ocaso de esa época –si la memoria no me falla- se carecía de vitrinas importantes donde se pudiesen expresar nuestros talentos locales, ya sea a través de exposiciones, conferencias, galerías u obras teatrales callejeras. Hoy la realidad es totalmente distinta, si bien, nunca alcanzará el presupuesto para el rubro cultura por parte de los tres niveles de gobierno, el panorama es totalmente diferente. Con agrado contemplamos un sinfín de eventos culturales que vienen a enriquecer las opciones de convivencia de nuestra comunidad lagunera.

Con agrado y beneplácito, hoy en día la comunidad lagunera –me refiero a la comunidad de las dos entidades federativas Coahuila-Durango- cuentan con un abanico interesante en cuanto a opciones se refiere, de actividades culturales. La público en general cuenta en la palma de sus manos con opciones nutridas sobre a qué acontecimientos ir de acuerdo al gusto de cada quien.

Del lado de Coahuila, actualmente se desarrolla el Festival Internacional de las Artes Julio Torri, en su edición 2019, se desarrolla del 11 al 27 de octubre, en Durango, el Festival Cultural Revueltas, se lleva a cabo del 04 al 22 de octubre, hoy estará culminando este importante acontecimiento cultural.

Conciertos, conferencias, obras de teatro, presentaciones de libro, plásticas, gráfica, entre otras y muchas actividades más son las que se desarrollaron y continúan llevándose a cabo –en el caso de Durango hoy culmina- y nos da un claro mensaje de avance en este rubro, porque más allá de los estereotipos y etiquetas sobre si la cultura es cara o no, lo claro es que hay diversas opciones para dar rienda suelta a la curiosidad y a la disposición de aprender o retroalimentarnos en el tema de la cultura.

No hay pretexto para asegurar que no hay cultura, que no existe oferta en este terreno, al contrario, hoy en día es cuando más opciones se tienen para apreciar lo que se hace en las diversas localidades de ambos estados. Una de las grandes fortalezas y ventajas, es que nos situamos en un punto por demás estratégico, entre Coahuila y Durango, esto vuelve atractiva la agenda cultural.

Cabe hacer mención que la actividad cultural no sólo se remite a estos dos importantes eventos de talla internacional, conozco a impulsores de la cultura que sin contar con recursos anteponen el amor por esta actividad con el objetivo de lograr trascender a través de la participación copiosa de la sociedad.

Cada fin de semana, de preferencia por la tarde, nos enteramos de tal o cual presentación de algún libro en mención, observamos que Moorelear no descansa y por todo el Paseo Morelos la actividad es copiosa y permanente.

Nuestros festivales llegaron para quedarse, que las autoridades pongan su granito de arena –dentro de sus responsabilidades y posibilidades- que del resto nos encargaremos nosotros, los amantes dementes que le apuestan a que la cultura esté al alcance de todos.

martes 07 de julio de 2020

No creemos

miércoles 29 de abril de 2020

Inspiración

miércoles 01 de abril de 2020

Él, ora todos los días

lunes 23 de marzo de 2020

Sí, llegó el momento

lunes 20 de enero de 2020

Becas para los deportistas

domingo 19 de enero de 2020

Apuntes

lunes 13 de enero de 2020

Apuntes

martes 19 de noviembre de 2019

¡Que viva la fiesta brava!

miércoles 06 de noviembre de 2019

Tercer día literario en la FRL de La Laguna

Cargar Más