/ jueves 16 de septiembre de 2021

¡No te dejes engañar!

¡No te dejes engañar!

Pablo dice; “Examinadlo todo; retened lo bueno”.

Si no examinamos las cosas, estaremos desobedeciendo las Escrituras, y quien diga: todo está bien, entonces no está alineado a las Escrituras. No podemos confiar en nuestros corazones para tener la certeza de la verdad. Un Proverbio dice: “El que confía en su propio corazón es necio” Así, no sea insensato. No confíe en aquello que su corazón le dice, porque no es de fiar. De nuevo, el profeta Jeremías dice: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿Quién lo conocerá?”. ENGAÑOSO es una palabra activa, no pasiva, no significa que nuestro corazón sea engañado. Significa que nuestro corazón nos engaña, por lo tanto, no podemos confiar en él. Nos hacemos ilusiones sin que nadie nos prometa nada y después decimos: es que yo pensé, yo creí, y nuestro corazón muchas veces nos mete en problemas, solo date cuenta cuantas veces has sido desilusionado o desilusionada, Ignorar el tablero de avisos, es un riesgo innecesario, tú no te arriesgarías a correr el carro sin gasolina o sin aceite las consecuencias pueden ser fatales y económicas, como creyentes, estamos siendo expuesto en las redes sociales, están hablando de tantas herejías de un pueblo cristiano y en medio de ellos vamos todos, y en particular en la manera de pedir ofrendas y diezmos. “Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante” Jesús dice sobre los acontecimientos ligados a su venida, “Mirad que nadie os engañe”. “Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán”. “Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos”. Y finalmente dice: “Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”. Las personas piensan que oyen a Dios,

La gente busca un líder y no a Dios, están endiosando a los líderes, que les profetizan en la carne,

Aceptan cualquier falsa profecía con tal que se cumpla los deseos de la carne, especialmente de riquezas, popularidad, poder, éxito, No están dispuestos a pedir al Señor que les muestre si están siendo engañados. El diablo desde el principio es engañador, Eva no estuvo dispuesta a preguntar a Dios, se quedó fascinada: con el argumento, “Dios sabe que, en cuanto coman del fruto, se les abrirán los ojos y serán como Dios, con el conocimiento del bien y del mal. La mujer quedó convencida y maravillada. Vio que el árbol era hermoso y su fruto parecía delicioso, y quiso la sabiduría que le daría. Así que tomó del fruto y lo comió. Después le dio un poco a su esposo que estaba con ella, y él también comió. La serpiente hablo, esto si es maravilloso, y prodigioso, los magos de faraón pudieron hacer milagros convertir una vara en serpientes, esto es maravilloso y prodigioso, pero esto no es obra de Dios, es demoniaca, los ángeles fueron engañados y Dios no los perdono, Pues Dios ni siquiera perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno, dentro de fosas tenebrosas, donde están encerrados hasta el día del juicio. Que te hace pensar que les vas a decir a Dios: como Eva, la serpiente me engaño, o los ángeles decir, lucifer nos engañó, son culpables por dejarse engañar, y si tú te estas dejando engañar eres culpable también, por eso Jesús dio esas advertencias antes de su regreso. No puedes decir: es que me dijo el profeta, el apóstol, el cura, el párroco. La palabra de Dios no cambia. Él nos advirtió para esto tiempos finales, el diablo también tiene sus mensajeros que van a engañar. Estos individuos son falsos apóstoles. Son obreros engañosos que se disfrazan de apóstoles de Cristo. ¡Pero no me sorprende para nada! Aun Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que no es de sorprenderse que los que lo sirven también se disfracen de siervos de la justicia. Al final, recibirán el castigo que sus acciones perversas merecen. Una gran verdad “EL FALSO PROFETA NO SABE QUE ES FALSO PROFETA EL CREE ESTAR DOTADO DE DIOS”. Pero DIOS SIEMPRE TIENE UN REMANENTE EN TODAS LAS CONGREGACIONES Tu eres una vasija de honra, no tienes que ser perfecto, pero no aceptes las falsas profecías, Querer ignorar los avisos del mismo Jesucristo es algo terrible, dentro de un grupo de carismáticos piensan que si algo es sobrenatural es o proviene de Dios, por lo tanto aprende a desconfiar. Necesitamos esa protección extra que solo puede dar el Espíritu Santo a nuestras vidas, hotemadavid@hotmail.com

¡No te dejes engañar!

Pablo dice; “Examinadlo todo; retened lo bueno”.

Si no examinamos las cosas, estaremos desobedeciendo las Escrituras, y quien diga: todo está bien, entonces no está alineado a las Escrituras. No podemos confiar en nuestros corazones para tener la certeza de la verdad. Un Proverbio dice: “El que confía en su propio corazón es necio” Así, no sea insensato. No confíe en aquello que su corazón le dice, porque no es de fiar. De nuevo, el profeta Jeremías dice: “Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso; ¿Quién lo conocerá?”. ENGAÑOSO es una palabra activa, no pasiva, no significa que nuestro corazón sea engañado. Significa que nuestro corazón nos engaña, por lo tanto, no podemos confiar en él. Nos hacemos ilusiones sin que nadie nos prometa nada y después decimos: es que yo pensé, yo creí, y nuestro corazón muchas veces nos mete en problemas, solo date cuenta cuantas veces has sido desilusionado o desilusionada, Ignorar el tablero de avisos, es un riesgo innecesario, tú no te arriesgarías a correr el carro sin gasolina o sin aceite las consecuencias pueden ser fatales y económicas, como creyentes, estamos siendo expuesto en las redes sociales, están hablando de tantas herejías de un pueblo cristiano y en medio de ellos vamos todos, y en particular en la manera de pedir ofrendas y diezmos. “Por lo tanto, ya que estamos rodeados por una enorme multitud de testigos de la vida de fe, quitémonos todo peso que nos impida correr, especialmente el pecado que tan fácilmente nos hace tropezar. Y corramos con perseverancia la carrera que Dios nos ha puesto por delante” Jesús dice sobre los acontecimientos ligados a su venida, “Mirad que nadie os engañe”. “Porque vendrán muchos en mi nombre, diciendo: Yo soy el Cristo; y a muchos engañarán”. “Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos”. Y finalmente dice: “Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”. Las personas piensan que oyen a Dios,

La gente busca un líder y no a Dios, están endiosando a los líderes, que les profetizan en la carne,

Aceptan cualquier falsa profecía con tal que se cumpla los deseos de la carne, especialmente de riquezas, popularidad, poder, éxito, No están dispuestos a pedir al Señor que les muestre si están siendo engañados. El diablo desde el principio es engañador, Eva no estuvo dispuesta a preguntar a Dios, se quedó fascinada: con el argumento, “Dios sabe que, en cuanto coman del fruto, se les abrirán los ojos y serán como Dios, con el conocimiento del bien y del mal. La mujer quedó convencida y maravillada. Vio que el árbol era hermoso y su fruto parecía delicioso, y quiso la sabiduría que le daría. Así que tomó del fruto y lo comió. Después le dio un poco a su esposo que estaba con ella, y él también comió. La serpiente hablo, esto si es maravilloso, y prodigioso, los magos de faraón pudieron hacer milagros convertir una vara en serpientes, esto es maravilloso y prodigioso, pero esto no es obra de Dios, es demoniaca, los ángeles fueron engañados y Dios no los perdono, Pues Dios ni siquiera perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno, dentro de fosas tenebrosas, donde están encerrados hasta el día del juicio. Que te hace pensar que les vas a decir a Dios: como Eva, la serpiente me engaño, o los ángeles decir, lucifer nos engañó, son culpables por dejarse engañar, y si tú te estas dejando engañar eres culpable también, por eso Jesús dio esas advertencias antes de su regreso. No puedes decir: es que me dijo el profeta, el apóstol, el cura, el párroco. La palabra de Dios no cambia. Él nos advirtió para esto tiempos finales, el diablo también tiene sus mensajeros que van a engañar. Estos individuos son falsos apóstoles. Son obreros engañosos que se disfrazan de apóstoles de Cristo. ¡Pero no me sorprende para nada! Aun Satanás se disfraza de ángel de luz. Así que no es de sorprenderse que los que lo sirven también se disfracen de siervos de la justicia. Al final, recibirán el castigo que sus acciones perversas merecen. Una gran verdad “EL FALSO PROFETA NO SABE QUE ES FALSO PROFETA EL CREE ESTAR DOTADO DE DIOS”. Pero DIOS SIEMPRE TIENE UN REMANENTE EN TODAS LAS CONGREGACIONES Tu eres una vasija de honra, no tienes que ser perfecto, pero no aceptes las falsas profecías, Querer ignorar los avisos del mismo Jesucristo es algo terrible, dentro de un grupo de carismáticos piensan que si algo es sobrenatural es o proviene de Dios, por lo tanto aprende a desconfiar. Necesitamos esa protección extra que solo puede dar el Espíritu Santo a nuestras vidas, hotemadavid@hotmail.com