/ miércoles 14 de noviembre de 2018

Navegando

Gobernando y aprendiendo

Con la llegada del Presidente Andrés Manuel López Obrador, llegaron también mayorías en las Cámaras de Diputados y Senadores por parte de Morena, un partido de muy reciente creación, por lo que los perfiles que ocupan estos puestos son de matices muy diversos.

En primera instancia, tenemos a los llamados “legisladores insaculados”, diputadas y diputados que fueron designados candidatos no a través de una elección interna o de un procedimiento democrático, sino a través del azar; catalogados por los medios como “diputados tómbola”, para su elección se prescindió de cualquier análisis de trayectoria, plan legislativo, o cuestión individual. El chiste era llenar un lugar.

En segunda instancia, tenemos a los legisladores chapulines, aquellos que buscaron una oportunidad en Morena al ser rechazados en sus propios institutos políticos. Muchos de este tipo de legisladores hasta hace unos meses rechazaban todo lo que representaba nuestro hoy Presidente Electo, pero muy rápido se les olvido dicha convicción.

Por último, pero no menos importante, tenemos a los morenistas de cepa; aquellos perfiles que de una manera u otra han acompañado al Presidente Electo durante cuando menos los últimos 6 años de su carrera política, aunque algunos han sido mucho más tiempo. Estos políticos están en sintonía con el Presidente Electo, conocen su agenda, su plan de gobierno y sus posturas particulares, por lo que no debe de sorprender que sean sus máximos representantes en ambas Cámaras.

Es importante entender esto, ya que con el triunfo del Presidente Electo no solamente ha obtenido el Poder Ejecutivo, sino además el Poder Legislativo, por lo que ya desde septiembre:

a) Cualquier Ley injusta, es responsabilidad de Morena.

b) Cualquier impuesto, se cobra con el beneplácito de Morena.

c) Cualquier vacío en la ley, les compete a ellos también.

Formalmente, Morena está por cumplir medio año de periodo legislativo, por lo que han tenido tiempo bastante para, por ejemplo, poder derogar las Reformas Estructurales a las que tanto se opusieron, poder bajar los impuestos, y corregir cualquier error que consideren, sin embargo, lejos de esto, parece que han dedicado estos meses de labor legislativa a buscar maneras de entorpecer la vida institucional y, en el peor de los casos, causar caos en los mercados. Tan solo unos ejemplos:

a) En la Cámara de Diputados, el Líder de los Diputados y Diputadas de Morena, Mario Delgado, presentó un punto de acuerdo para impedir la aplicación del examen a maestros del Instituto Nacional de Evaluación a la Educación; además de esto, tomó la Tribuna del Palacio Legislativo y canceló, de facto, la Sesión Ordinaria de dicho día. Lo que quizá el Diputado Delgado no sabe, o más bien espera que sus seguidores no sepan, es que ellos cuentan con esa mayoría legislativa que les permitiría anular de un plumazo el examen y la Reforma Educativa en general, pero en lugar de eso, prefirieron simular un acto de protesta contra una ley que está en sus manos modificar.

b) En la Cámara de Senadores, el Líder de las Senadoras y Senadores de Morena, Ricardo Monreal, presentó una iniciativa para cancelar de un plumazo todas las comisiones que cobran los bancos e instituciones financieras en nuestro país. Minutos después de que anunciara dicha iniciativa, la Bolsa Mexicana de Valores tuvo una caída de casi ¡6 puntos porcentuales! por lo que el mismo Presidente Electo tuvo que salir a decir que esa iniciativa no había venido de su autoría, y que no solo no estaba enterado, sino que su hombre de confianza la presentó sin avisarle ni consultarle.

Desgraciadamente, el Senador Monreal, pareciera que buscaba un periodicazo, sin ponerse a pensar en las consecuencias de sus actos. Igual que el Diputado Delgado. Ambos, líderes de sus partidos en las Cámaras legislativas, continúan actuando como oposición, y no como gobierno que ya son.

En unas semanas más, tomará protesta el Presidente Electo. Esperemos que esta tendencia de “gobernando y aprendiendo” que han tenido sus legisladores, no sea una constante de todos los funcionarios públicos de su partido, y que, a partir de su mandato, pueda poner orden en sus correligionarios, por el bien del país.


floremi_3@hotmail.com

@florent

Gobernando y aprendiendo

Con la llegada del Presidente Andrés Manuel López Obrador, llegaron también mayorías en las Cámaras de Diputados y Senadores por parte de Morena, un partido de muy reciente creación, por lo que los perfiles que ocupan estos puestos son de matices muy diversos.

En primera instancia, tenemos a los llamados “legisladores insaculados”, diputadas y diputados que fueron designados candidatos no a través de una elección interna o de un procedimiento democrático, sino a través del azar; catalogados por los medios como “diputados tómbola”, para su elección se prescindió de cualquier análisis de trayectoria, plan legislativo, o cuestión individual. El chiste era llenar un lugar.

En segunda instancia, tenemos a los legisladores chapulines, aquellos que buscaron una oportunidad en Morena al ser rechazados en sus propios institutos políticos. Muchos de este tipo de legisladores hasta hace unos meses rechazaban todo lo que representaba nuestro hoy Presidente Electo, pero muy rápido se les olvido dicha convicción.

Por último, pero no menos importante, tenemos a los morenistas de cepa; aquellos perfiles que de una manera u otra han acompañado al Presidente Electo durante cuando menos los últimos 6 años de su carrera política, aunque algunos han sido mucho más tiempo. Estos políticos están en sintonía con el Presidente Electo, conocen su agenda, su plan de gobierno y sus posturas particulares, por lo que no debe de sorprender que sean sus máximos representantes en ambas Cámaras.

Es importante entender esto, ya que con el triunfo del Presidente Electo no solamente ha obtenido el Poder Ejecutivo, sino además el Poder Legislativo, por lo que ya desde septiembre:

a) Cualquier Ley injusta, es responsabilidad de Morena.

b) Cualquier impuesto, se cobra con el beneplácito de Morena.

c) Cualquier vacío en la ley, les compete a ellos también.

Formalmente, Morena está por cumplir medio año de periodo legislativo, por lo que han tenido tiempo bastante para, por ejemplo, poder derogar las Reformas Estructurales a las que tanto se opusieron, poder bajar los impuestos, y corregir cualquier error que consideren, sin embargo, lejos de esto, parece que han dedicado estos meses de labor legislativa a buscar maneras de entorpecer la vida institucional y, en el peor de los casos, causar caos en los mercados. Tan solo unos ejemplos:

a) En la Cámara de Diputados, el Líder de los Diputados y Diputadas de Morena, Mario Delgado, presentó un punto de acuerdo para impedir la aplicación del examen a maestros del Instituto Nacional de Evaluación a la Educación; además de esto, tomó la Tribuna del Palacio Legislativo y canceló, de facto, la Sesión Ordinaria de dicho día. Lo que quizá el Diputado Delgado no sabe, o más bien espera que sus seguidores no sepan, es que ellos cuentan con esa mayoría legislativa que les permitiría anular de un plumazo el examen y la Reforma Educativa en general, pero en lugar de eso, prefirieron simular un acto de protesta contra una ley que está en sus manos modificar.

b) En la Cámara de Senadores, el Líder de las Senadoras y Senadores de Morena, Ricardo Monreal, presentó una iniciativa para cancelar de un plumazo todas las comisiones que cobran los bancos e instituciones financieras en nuestro país. Minutos después de que anunciara dicha iniciativa, la Bolsa Mexicana de Valores tuvo una caída de casi ¡6 puntos porcentuales! por lo que el mismo Presidente Electo tuvo que salir a decir que esa iniciativa no había venido de su autoría, y que no solo no estaba enterado, sino que su hombre de confianza la presentó sin avisarle ni consultarle.

Desgraciadamente, el Senador Monreal, pareciera que buscaba un periodicazo, sin ponerse a pensar en las consecuencias de sus actos. Igual que el Diputado Delgado. Ambos, líderes de sus partidos en las Cámaras legislativas, continúan actuando como oposición, y no como gobierno que ya son.

En unas semanas más, tomará protesta el Presidente Electo. Esperemos que esta tendencia de “gobernando y aprendiendo” que han tenido sus legisladores, no sea una constante de todos los funcionarios públicos de su partido, y que, a partir de su mandato, pueda poner orden en sus correligionarios, por el bien del país.


floremi_3@hotmail.com

@florent

miércoles 12 de diciembre de 2018

División de Poderes

martes 04 de diciembre de 2018

Navegando

miércoles 28 de noviembre de 2018

Navegando

jueves 22 de noviembre de 2018

Navegando

miércoles 14 de noviembre de 2018

Navegando

martes 06 de noviembre de 2018

Navegando

miércoles 31 de octubre de 2018

La consulta que aniquiló la democracia

miércoles 31 de octubre de 2018

Navegando

miércoles 24 de octubre de 2018

Navegando

jueves 18 de octubre de 2018

Navegando

Cargar Más