/ martes 7 de abril de 2020

Nahle ¿Sindicalista?

Nahle ¿Sindicalista?

No, es en serio. En Coatzacoalcos, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, es considerada casi como un semidios en Pemex, de verdad. En el pueblo casi desierto las historias de "la Inge", como le dicen, menudean y la última de ellas es enorme: Se metió cuatro horas a la Subgerencia de Recursos Humanos de los complejos petroquímicos, acosó al subgerente y al gerente, se dice que literalmente los puso contra la pared y les reclamó porque habían recortado a un grupo de ingenieros, todos ellos son, por supuesto, sus amigos.

¿Qué originó el desastre?

Bueno, pues el director de Pemex Etileno decidió deshacerse de 50 ingenieros con 15 a 30 años de experiencia, les suspendió salarios y prestaciones y se armó el lío. Intervino la Unión Nacional de Técnicos y Profesionales Petroleros, o UNTPP o la Unión como les dicen en Coatzacoalcos.

Lo que nos cuentan es que la funcionaria después de poner como trapo a los de Recursos Humanos preguntó cuándo los regresaban a trabajar: "Vamos a pasarle esto -la petición- a la Dirección General -no se sabe si a la de Pemex TRI o a la de Pemex -para que ellos tomen la decisión.

Usted no nos puede obligar porque no es nuestro mando jerárquico superior, somos una empresa productiva del Estado mexicano. Les avisaremos a los involucrados en cuanto se tenga una noticia al respecto, gracias por su visita. Adiós."

De nuevo la bronca. Dicen en Coatzacoalcos que lo mínimo que les dijo es que era la presidente del Consejo de Administración de Pemex, entonces la tenían que atender y a quien ella determinara. La respuesta fue la misma, la operación del complejo es responsabilidad del director general, no de su CEO; su jefe o superior jerárquico es el director o el director general.

¿Hubo advertencias sobre el futuro inmediato o mediato de la gente de Recursos Humanos?

Se dice que sí, la realidad es que la Unión trabajó muy duro para la reinstalación de los ingenieros, que además son muy rebeldes y grillos según los propios trabajadores, aunque tienen una gran experiencia.

Se les hizo fácil pensar que la secretaria los ayudaría. Ahora están atorados en un limbo y no se ve solución.

El estilo Nahle choca con el de Pemex, nunca un secretario de Estado había discutido las plazas de trabajo de sus amigos con la Subgerencia de Recursos Humanos, uno supondría que con llamar a Dirección General se arreglaría todo, pero no, el conflicto con Octavio Romero Oropeza no va bien. Nada bien.

Buzos

1. Hace un par de semanas la FGR aprehendió a un funcionario de Pemex por la compra de 700 pipas que no se entregaron, pero de las que se dio el anticipo.

Recientemente fue vinculado a proceso. Hasta donde se sabe, a quien están embarcando es a Luis Alberto Núñez Santander, que fue subdirector de Operaciones en Pemex Logística.

La realidad es que él dependía de un área a cargo de Roberto Revilla Ostos –fue sólo encargado de despacho de Pemex Logística- y en esta administración empezó como encargado de las tiendas del ISSSTE y del SuperISSSTE y antes de él de Francisco Fuentes Saldaña, que ahora es consultor privado. Lo interesante será saber hacia dónde apuntan las investigaciones.

Nahle ¿Sindicalista?

No, es en serio. En Coatzacoalcos, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, es considerada casi como un semidios en Pemex, de verdad. En el pueblo casi desierto las historias de "la Inge", como le dicen, menudean y la última de ellas es enorme: Se metió cuatro horas a la Subgerencia de Recursos Humanos de los complejos petroquímicos, acosó al subgerente y al gerente, se dice que literalmente los puso contra la pared y les reclamó porque habían recortado a un grupo de ingenieros, todos ellos son, por supuesto, sus amigos.

¿Qué originó el desastre?

Bueno, pues el director de Pemex Etileno decidió deshacerse de 50 ingenieros con 15 a 30 años de experiencia, les suspendió salarios y prestaciones y se armó el lío. Intervino la Unión Nacional de Técnicos y Profesionales Petroleros, o UNTPP o la Unión como les dicen en Coatzacoalcos.

Lo que nos cuentan es que la funcionaria después de poner como trapo a los de Recursos Humanos preguntó cuándo los regresaban a trabajar: "Vamos a pasarle esto -la petición- a la Dirección General -no se sabe si a la de Pemex TRI o a la de Pemex -para que ellos tomen la decisión.

Usted no nos puede obligar porque no es nuestro mando jerárquico superior, somos una empresa productiva del Estado mexicano. Les avisaremos a los involucrados en cuanto se tenga una noticia al respecto, gracias por su visita. Adiós."

De nuevo la bronca. Dicen en Coatzacoalcos que lo mínimo que les dijo es que era la presidente del Consejo de Administración de Pemex, entonces la tenían que atender y a quien ella determinara. La respuesta fue la misma, la operación del complejo es responsabilidad del director general, no de su CEO; su jefe o superior jerárquico es el director o el director general.

¿Hubo advertencias sobre el futuro inmediato o mediato de la gente de Recursos Humanos?

Se dice que sí, la realidad es que la Unión trabajó muy duro para la reinstalación de los ingenieros, que además son muy rebeldes y grillos según los propios trabajadores, aunque tienen una gran experiencia.

Se les hizo fácil pensar que la secretaria los ayudaría. Ahora están atorados en un limbo y no se ve solución.

El estilo Nahle choca con el de Pemex, nunca un secretario de Estado había discutido las plazas de trabajo de sus amigos con la Subgerencia de Recursos Humanos, uno supondría que con llamar a Dirección General se arreglaría todo, pero no, el conflicto con Octavio Romero Oropeza no va bien. Nada bien.

Buzos

1. Hace un par de semanas la FGR aprehendió a un funcionario de Pemex por la compra de 700 pipas que no se entregaron, pero de las que se dio el anticipo.

Recientemente fue vinculado a proceso. Hasta donde se sabe, a quien están embarcando es a Luis Alberto Núñez Santander, que fue subdirector de Operaciones en Pemex Logística.

La realidad es que él dependía de un área a cargo de Roberto Revilla Ostos –fue sólo encargado de despacho de Pemex Logística- y en esta administración empezó como encargado de las tiendas del ISSSTE y del SuperISSSTE y antes de él de Francisco Fuentes Saldaña, que ahora es consultor privado. Lo interesante será saber hacia dónde apuntan las investigaciones.

martes 11 de agosto de 2020

Las contradicciones del Presidente

martes 04 de agosto de 2020

El miedo del Presidente

martes 28 de julio de 2020

Lozoya y Pemex: Los escándalos

martes 14 de julio de 2020

El show de Lozoya

martes 07 de julio de 2020

Lozoya, testigo protegido

martes 30 de junio de 2020

Recrean monopolios

martes 23 de junio de 2020

Pemex, la masacre

martes 16 de junio de 2020

Pemex debe 150 mil millones de pesos

martes 09 de junio de 2020

El berrinche de Celestinos

Cargar Más