/ martes 29 de diciembre de 2020

Las chicanadas de Sener

La última chicana de Sener, de Rocío Nahle, es para controlar completamente, a través de un nuevo reglamento, el otorgamiento de permisos para la importación y exportación de gasolinas.

Entregar permisos es una facultad que tiene Sener, a partir de la Reforma Energética de 2014, y la propuesta presentada ante la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) le regala más facultades para negarlos injustificadamente. El truco fue no informar a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sobre la iniciativa.

Por ley, Conamer debe informar al regulador antimonopolios de cualquier iniciativa presentada que esté ligada con la competencia económica para que opine. A Nahle le valió.

Pero Nahle se salta las reglas e ignora a la Cofece al publicar el nuevo reglamento, oficialmente emitido a través de la Secretaría de Economía. Conamer es un ente inútil en ese momento y está en manos de Daniel Jiménez, encargado temporal, pero hasta junio de este año, estaba en manos de César Hernández, ex subsecretario de Electricidad, que renunció justo por no prestar el organismo para chicanadas.

¿No? Hernández presentó su renuncia mientras la Conamer tenía en sus manos la consulta por el acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) con el cual la Sener intentó desplazar a las energías renovables, un tema donde la IP ha ganado todos los amparos.

El cambio de reglas cambia la regulación para el comercio de gasolina y petróleo, reduce plazos máximos de permisos de 20 a cinco años, con la posibilidad de una prórroga; sin embargo, este punto tiene un asterisco: la obligación de las empresas que soliciten el permiso para informar cuánta gasolina van a vender por mes y a quién.

Este reglamento es un boicot para la competencia en el mercado gasolinero, le da a Pemex la mano para mantener el control en la importación de combustibles y en la venta.

Dimensionemos el mercado: casi 67 de cada 100 litros de gasolina que se venden en el país provienen del exterior. Otro dato: entre 2017 y 2018, Sener emitió más de mil permisos de importación por año, pero entre 2019 y 2020 van 300.

El argumento de Sener al igual que en el caso de las energías renovables, garantizar la seguridad energética del país, lo que dicen las letras chiquitas, es que será a través de los monopolios. Habrá que ver si, de nueva cuenta, el sector privado opta por la lluvia de amparos ante la Corte para detener el nuevo bloqueo a la competencia en el mercado energético del país.


Buzos

1.- El Año Negro de Gonzalo Gil White termina con cuatro órdenes de aprehensión en su contra, acusado de fraude y abuso de confianza por un monto superior a los mil millones de pesos. Gil White, prófugo desde julio de 2019, vio agravada su situación jurídica este pasado 15 de diciembre cuando un juez de Control de la Ciudad de México libró la cuarta orden de aprehensión y junto a él van sobre Carlos Enrique Willamson Nasi, Miguel Ángel Villegas Vargas y Cynthia Ann Delong por desviar recursos de Oro Negro y ser los posibles responsables del delito de abuso de confianza en contra de la sociedad Oro Negro Drilling Pte. Ltd., de la cual habrían sustraído ilegalmente 360 millones de pesos; este último, delito por el cual les fue emitida una orden de aprehensión previa el pasado 20 de agosto.

La última chicana de Sener, de Rocío Nahle, es para controlar completamente, a través de un nuevo reglamento, el otorgamiento de permisos para la importación y exportación de gasolinas.

Entregar permisos es una facultad que tiene Sener, a partir de la Reforma Energética de 2014, y la propuesta presentada ante la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) le regala más facultades para negarlos injustificadamente. El truco fue no informar a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) sobre la iniciativa.

Por ley, Conamer debe informar al regulador antimonopolios de cualquier iniciativa presentada que esté ligada con la competencia económica para que opine. A Nahle le valió.

Pero Nahle se salta las reglas e ignora a la Cofece al publicar el nuevo reglamento, oficialmente emitido a través de la Secretaría de Economía. Conamer es un ente inútil en ese momento y está en manos de Daniel Jiménez, encargado temporal, pero hasta junio de este año, estaba en manos de César Hernández, ex subsecretario de Electricidad, que renunció justo por no prestar el organismo para chicanadas.

¿No? Hernández presentó su renuncia mientras la Conamer tenía en sus manos la consulta por el acuerdo del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) con el cual la Sener intentó desplazar a las energías renovables, un tema donde la IP ha ganado todos los amparos.

El cambio de reglas cambia la regulación para el comercio de gasolina y petróleo, reduce plazos máximos de permisos de 20 a cinco años, con la posibilidad de una prórroga; sin embargo, este punto tiene un asterisco: la obligación de las empresas que soliciten el permiso para informar cuánta gasolina van a vender por mes y a quién.

Este reglamento es un boicot para la competencia en el mercado gasolinero, le da a Pemex la mano para mantener el control en la importación de combustibles y en la venta.

Dimensionemos el mercado: casi 67 de cada 100 litros de gasolina que se venden en el país provienen del exterior. Otro dato: entre 2017 y 2018, Sener emitió más de mil permisos de importación por año, pero entre 2019 y 2020 van 300.

El argumento de Sener al igual que en el caso de las energías renovables, garantizar la seguridad energética del país, lo que dicen las letras chiquitas, es que será a través de los monopolios. Habrá que ver si, de nueva cuenta, el sector privado opta por la lluvia de amparos ante la Corte para detener el nuevo bloqueo a la competencia en el mercado energético del país.


Buzos

1.- El Año Negro de Gonzalo Gil White termina con cuatro órdenes de aprehensión en su contra, acusado de fraude y abuso de confianza por un monto superior a los mil millones de pesos. Gil White, prófugo desde julio de 2019, vio agravada su situación jurídica este pasado 15 de diciembre cuando un juez de Control de la Ciudad de México libró la cuarta orden de aprehensión y junto a él van sobre Carlos Enrique Willamson Nasi, Miguel Ángel Villegas Vargas y Cynthia Ann Delong por desviar recursos de Oro Negro y ser los posibles responsables del delito de abuso de confianza en contra de la sociedad Oro Negro Drilling Pte. Ltd., de la cual habrían sustraído ilegalmente 360 millones de pesos; este último, delito por el cual les fue emitida una orden de aprehensión previa el pasado 20 de agosto.

ÚLTIMASCOLUMNAS