/ miércoles 17 de marzo de 2021

La urgencia del Ejército

La multiplicación de tareas del Ejército, con la puesta en marcha de la Guardia Nacional integrada en su mayoría por unidades de Policía Militar, ha impactado de forma considerable en los recursos humanos de las unidades operativas desplegadas en el territorio nacional.

Un documento fechado a principios de este mes de marzo en la comandancia de la segunda brigada de Policía Militar, que tiene elementos desplegados en los estados de Sonora y la península de Baja California, urgía a los comandantes de unidades a acelerar el proceso de reclutamiento ante el creciente número de efectivos que han sido enviados a la Guardia Nacional.

El hecho de que poco a poco las unidades orgánicas se queden sin personal, como los batallones de Policía Militar, era un escenario previsto desde el primer año del sexenio. Y es algo que también comienza a ser evidente en las compañias de ingenieros militares, que han tenido que echar mano de oficiales recién graduados de la Escuela Militar de Ingenieros para emplearlos en las obras de infraestructura que se les han encomendado en este gobierno como el aeropuerto “Felipe Ángeles”, en la base aérea militar de Santa Lucía; el tren Maya, en la península de Yucatán; y las sucursales de Banco del Bienestar en todo el país.

El mensaje enviado en el norte del país es una réplica del original mandado desde la Ciudad de México a varias comandancias de región en el territorio nacional. Es un aviso en pocas palabras de que el Ejército se está quedando sin soldados.

“…Con motivo de la reciente autorización de la plantilla orgánica de Compañías Adicionales para la Guardia Nacional con sus respectivos cuadros de mando, será necesario que este Cuerpo Especial cubra las plazas de cabos (…) ascendiendo de forma paulatina al personal de soldados Pol. Mil. orgánicos más antiguos”, una vez que el secretario de la Defensa Nacional y el área de presupuesto del Estado Mayor de la Defensa Nacional, apruebe las plazas.

“Elabore y remita a este cuartel general para antes del 8 de marzo 2021, su programa de reclutamiento que contemple los tiempos (8 mar. al 1/o Jun. 2021) en los que pretende cubrir la totalidad de las vacantes orgánicas”.

“(…) Adicionalmente adopte las acciones de mando que estime pertinentes con el personal bajo su mando a fin de que se inice la captación de personal civil, por lo menos 62 elementos por mes, a partir del 1/o Jun. 2021 para estar en condiciones de cubrir las vacantes orgánicas que se generen con los ascensos de soldado a cabo para cubrir los cuadros de mando en las Compañías Adicionales de la Guardia Nacional”.

El carácter de urgencia está implícito en el último párrafo donde se dice que el reclutamiento “es de suma importancia” para el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas (presidente de la República), Alto Mando (secretario de la Defensa) y quien suscribe el texto, en este caso el general de brigada Francisco Javier Hernandez Velez, comandante de la segunda brigada de Policía Militar con sede en Tijuana y jefe en funciones de la Guardia Nacional en esta parte del país.

Si en otros sexenios las vacantes eran por el eleveado número de deserciones, ahora se añade la “multifuncionalidad” con que emplea a los soldados el actual gobierno.

@velediaz424

La multiplicación de tareas del Ejército, con la puesta en marcha de la Guardia Nacional integrada en su mayoría por unidades de Policía Militar, ha impactado de forma considerable en los recursos humanos de las unidades operativas desplegadas en el territorio nacional.

Un documento fechado a principios de este mes de marzo en la comandancia de la segunda brigada de Policía Militar, que tiene elementos desplegados en los estados de Sonora y la península de Baja California, urgía a los comandantes de unidades a acelerar el proceso de reclutamiento ante el creciente número de efectivos que han sido enviados a la Guardia Nacional.

El hecho de que poco a poco las unidades orgánicas se queden sin personal, como los batallones de Policía Militar, era un escenario previsto desde el primer año del sexenio. Y es algo que también comienza a ser evidente en las compañias de ingenieros militares, que han tenido que echar mano de oficiales recién graduados de la Escuela Militar de Ingenieros para emplearlos en las obras de infraestructura que se les han encomendado en este gobierno como el aeropuerto “Felipe Ángeles”, en la base aérea militar de Santa Lucía; el tren Maya, en la península de Yucatán; y las sucursales de Banco del Bienestar en todo el país.

El mensaje enviado en el norte del país es una réplica del original mandado desde la Ciudad de México a varias comandancias de región en el territorio nacional. Es un aviso en pocas palabras de que el Ejército se está quedando sin soldados.

“…Con motivo de la reciente autorización de la plantilla orgánica de Compañías Adicionales para la Guardia Nacional con sus respectivos cuadros de mando, será necesario que este Cuerpo Especial cubra las plazas de cabos (…) ascendiendo de forma paulatina al personal de soldados Pol. Mil. orgánicos más antiguos”, una vez que el secretario de la Defensa Nacional y el área de presupuesto del Estado Mayor de la Defensa Nacional, apruebe las plazas.

“Elabore y remita a este cuartel general para antes del 8 de marzo 2021, su programa de reclutamiento que contemple los tiempos (8 mar. al 1/o Jun. 2021) en los que pretende cubrir la totalidad de las vacantes orgánicas”.

“(…) Adicionalmente adopte las acciones de mando que estime pertinentes con el personal bajo su mando a fin de que se inice la captación de personal civil, por lo menos 62 elementos por mes, a partir del 1/o Jun. 2021 para estar en condiciones de cubrir las vacantes orgánicas que se generen con los ascensos de soldado a cabo para cubrir los cuadros de mando en las Compañías Adicionales de la Guardia Nacional”.

El carácter de urgencia está implícito en el último párrafo donde se dice que el reclutamiento “es de suma importancia” para el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas (presidente de la República), Alto Mando (secretario de la Defensa) y quien suscribe el texto, en este caso el general de brigada Francisco Javier Hernandez Velez, comandante de la segunda brigada de Policía Militar con sede en Tijuana y jefe en funciones de la Guardia Nacional en esta parte del país.

Si en otros sexenios las vacantes eran por el eleveado número de deserciones, ahora se añade la “multifuncionalidad” con que emplea a los soldados el actual gobierno.

@velediaz424

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 07 de abril de 2021

¿Terroristas en Mexicali?

Juan Veledíaz

miércoles 17 de marzo de 2021

La urgencia del Ejército

Juan Veledíaz

miércoles 10 de marzo de 2021

Los generales intocables

Juan Veledíaz

miércoles 17 de febrero de 2021

Inusual Día del Ejército

Juan Veledíaz

miércoles 10 de febrero de 2021

La DEA en Sinaloa

Juan Veledíaz

miércoles 03 de febrero de 2021

Lo incómodo de Ayotzinapa

Juan Veledíaz

Cargar Más