/ lunes 19 de julio de 2021

La muerte de Pancho Villa

Este 20 de julio del año en curso se conmemora un aniversario más del asesinato del centauro del norte general Francisco Villa, suceso que ocurrió en Parral Chihuahua en la mañana del 20 de julio de 1923 cuando tripulaba su automóvil marca Dodge Brothers, estando acompañado por su secretario coronel Miguel Trello y cuatro elementos de su escolta personal, dos en el asiento trasero y dos en los estribos del carro esto cuando transitaba por la calle Gabino Barreda frente a las casa marcadas con los números 7 y 9.

Al general Villa al embalsamar su cadáver se le apreciaron un balazo en el cráneo, uno en el abdomen, uno en el corazón, uno en el tórax, dos en los codos y en una mano la que fue destrozada al ser una bala expansiva, así como seis rozones de bala en diversas partes del cuerpo. De inmediato se le hizo una mascarilla mortuoria por el escultor parralense Alfonso Bravo Herrera, se afirma que se dispararon de 150 a 2000 balazos de los cuales 40 se depositaron en el carro que Villa tripulaba, siendo sepultado el sábado 21 en el panteón de Parral, pronunciando la oración fúnebre el profesor Jesús Coello.

Quienes participaron directamente en el atentado contra el Centauro del Norte fueron Jesús Salas Barraza, Melitón Lozoya, José Sáenz Pardo, José Guerra, ramón Guerra, Librado Martínez, Ruperto Vara y José Barraza. Cada una de las anteriores personas según sus propias versiones tenían grandes resentimientos contra Villa, por haber ordenado este a su gente los asesinaran y por lo que respecta en especial a Melitón Lozoya este se encontraba amenazado de muerte por Villa, si no regresaba el mobiliario que había sustraído de la hacienda El canutillo, antes de que el general ocupara la misma, y por lo que hace a Jesús Herrera este había sufrido las pérdida de sus familiares tal y como sucedió con Maclovio Herrera y José de la Luz Herrera.

De los autores intelectuales del asesinato de Francisco Villa por las investigaciones periodísticas de la época y del Buró de investigaciones estadounidense, se llegó al conocimiento de que la muerte del gran revolucionario fue ordenada por Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles y los gobernadores de Chihuahua y Durango, de los autores materiales del proditorio crimen solamente Jesús Salas Barraza, fue juzgado por un juzgado del estado de Chihuahua habiéndosele declarado culpable y siendo sentenciado a la pena de veinte años de prisión, sin que cumpliera tal sanción al haber sido indultado por el gobernador del estado de Chihuahua Ignacio C. Enríquez, sin que se procesara a nadie más, no obstante estar plenamente identificados tanto los autores materiales como los intelectuales.

Se impone recordar este día que al general Francisco Villa se le deban tres de las más importantes batallas de la revolución, las de Torreón, Paredón y Zacatecas y además los laguneros le debemos que por su iniciativa se construyeran “El mercado Villa” que por espacio de 90 años diera servicio, así como el monumento a don Benito Juárez en la hoy plaza mayor, además de ser de los iniciadores del proyecto de construcción del puente del Río Nazas.

DR. JESÚS G. SOTOMAYOR GARZA

CRONISTA DE TORREÓN

Este 20 de julio del año en curso se conmemora un aniversario más del asesinato del centauro del norte general Francisco Villa, suceso que ocurrió en Parral Chihuahua en la mañana del 20 de julio de 1923 cuando tripulaba su automóvil marca Dodge Brothers, estando acompañado por su secretario coronel Miguel Trello y cuatro elementos de su escolta personal, dos en el asiento trasero y dos en los estribos del carro esto cuando transitaba por la calle Gabino Barreda frente a las casa marcadas con los números 7 y 9.

Al general Villa al embalsamar su cadáver se le apreciaron un balazo en el cráneo, uno en el abdomen, uno en el corazón, uno en el tórax, dos en los codos y en una mano la que fue destrozada al ser una bala expansiva, así como seis rozones de bala en diversas partes del cuerpo. De inmediato se le hizo una mascarilla mortuoria por el escultor parralense Alfonso Bravo Herrera, se afirma que se dispararon de 150 a 2000 balazos de los cuales 40 se depositaron en el carro que Villa tripulaba, siendo sepultado el sábado 21 en el panteón de Parral, pronunciando la oración fúnebre el profesor Jesús Coello.

Quienes participaron directamente en el atentado contra el Centauro del Norte fueron Jesús Salas Barraza, Melitón Lozoya, José Sáenz Pardo, José Guerra, ramón Guerra, Librado Martínez, Ruperto Vara y José Barraza. Cada una de las anteriores personas según sus propias versiones tenían grandes resentimientos contra Villa, por haber ordenado este a su gente los asesinaran y por lo que respecta en especial a Melitón Lozoya este se encontraba amenazado de muerte por Villa, si no regresaba el mobiliario que había sustraído de la hacienda El canutillo, antes de que el general ocupara la misma, y por lo que hace a Jesús Herrera este había sufrido las pérdida de sus familiares tal y como sucedió con Maclovio Herrera y José de la Luz Herrera.

De los autores intelectuales del asesinato de Francisco Villa por las investigaciones periodísticas de la época y del Buró de investigaciones estadounidense, se llegó al conocimiento de que la muerte del gran revolucionario fue ordenada por Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles y los gobernadores de Chihuahua y Durango, de los autores materiales del proditorio crimen solamente Jesús Salas Barraza, fue juzgado por un juzgado del estado de Chihuahua habiéndosele declarado culpable y siendo sentenciado a la pena de veinte años de prisión, sin que cumpliera tal sanción al haber sido indultado por el gobernador del estado de Chihuahua Ignacio C. Enríquez, sin que se procesara a nadie más, no obstante estar plenamente identificados tanto los autores materiales como los intelectuales.

Se impone recordar este día que al general Francisco Villa se le deban tres de las más importantes batallas de la revolución, las de Torreón, Paredón y Zacatecas y además los laguneros le debemos que por su iniciativa se construyeran “El mercado Villa” que por espacio de 90 años diera servicio, así como el monumento a don Benito Juárez en la hoy plaza mayor, además de ser de los iniciadores del proyecto de construcción del puente del Río Nazas.

DR. JESÚS G. SOTOMAYOR GARZA

CRONISTA DE TORREÓN