/ miércoles 17 de febrero de 2021

Inusual Día del Ejército

Cuida tu salud, y mantente siempre cercano a las necesidades de tus tropas— solía aconsejar el general Marcelino García Barragán a sus más allegados. El dicho del último secretario de la Defensa Nacional con experiencia de combate en la Revolución, se volvió dogma en aquellos generales que sabían que un óptimo estado físico era el primer requisito de un militar en activo. Y velar por sus subordinados se volvía una forma no sólo de ganarse el respeto, sino el reconocimiento al ejercicio del mando.

La salud de los militares se volvió noticia fuera de los cuarteles en tiempos de Covid-19. No nada más por el creciente número de fallecimientos de soldados y oficiales, sino también por la cifra de contagios entre generales con mando de tropas en el país.

El último caso era cuestión de tiempo. Junto con el Presidente de la República, el general Luis Crescencio Sandoval González era el funcionario de más alto nivel que aparecía en eventos públicos la mayoría de las veces sin cubrebocas. Este miércoles, al darse a conocer que el secretario de la Defensa Nacional dio positivo a Covid-19, le recordaron sus últimas apariciones en público. Quizá para emular a su jefe, no siempre traía puesto el cubrebocas.

El “aislamiento” obligado del general Sandoval no pudo haber llegado en peor momento. Ocurre a escasas 48 horas del Día del Ejército, la fecha en el calendario militar más importante del año, equiparable al aniversario de la Independencia.

Es el día en que la ceremonia suele tener un solo orador. Con el reflector encima, el titular de la Defensa aprovecha el micrófono para lanzar un mensaje que incide sobre la coyuntura política y el rol de la milicia para el futuro inmediato.

Este año se elegirá a más del 70 por ciento de la clase política del país. Son 15 gubernaturas con sus congresos locales y presidencias municipales, además del relevo en el Congreso de la Unión. La agenda de riesgos de la seguridad interior tiene teñido de rojo buena parte del territorio nacional. Para donde se vea, de Guerrero a Sonora, la violencia no da tregua. Si bien el número de asesinatos ha tenido un ligero descenso, la beligerancia es mayor y más mediática.

La crítica al papel pasivo de la Guardia Nacional se justifica por la torpe reacción ante los hechos de alto impacto, como el casi medio centenar de masacres contabilizadas del año pasado a la fecha. Para los analistas no hay ningún cambio en el rol del Ejército y la Guardia Nacional en labores de seguridad, mas que en el uniforme.

Ante el papel protagónico que el Ejército adquirió en este sexenio, ya no solo en seguridad sino como constructor de grandes obras de infraestructura, en fechas recientes los militares ahora operan en aduanas, aeropuertos y cargos administrativos en áreas de finanzas.

De ahí la relevancia de la fecha. En la cadena de mando por abajo del general secretario se encuentra el divisionario Homero Mendoza Ruiz, jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional, quien en primera instancia podría encargarse del discurso. También por jerarquía podría tomar la estafeta el subsecretario, el general André Georges Foullon Van Lisssum, ambos tienen la confianza absoluta del secretario para suplirlo en su ausencia.

@velediaz42

Cuida tu salud, y mantente siempre cercano a las necesidades de tus tropas— solía aconsejar el general Marcelino García Barragán a sus más allegados. El dicho del último secretario de la Defensa Nacional con experiencia de combate en la Revolución, se volvió dogma en aquellos generales que sabían que un óptimo estado físico era el primer requisito de un militar en activo. Y velar por sus subordinados se volvía una forma no sólo de ganarse el respeto, sino el reconocimiento al ejercicio del mando.

La salud de los militares se volvió noticia fuera de los cuarteles en tiempos de Covid-19. No nada más por el creciente número de fallecimientos de soldados y oficiales, sino también por la cifra de contagios entre generales con mando de tropas en el país.

El último caso era cuestión de tiempo. Junto con el Presidente de la República, el general Luis Crescencio Sandoval González era el funcionario de más alto nivel que aparecía en eventos públicos la mayoría de las veces sin cubrebocas. Este miércoles, al darse a conocer que el secretario de la Defensa Nacional dio positivo a Covid-19, le recordaron sus últimas apariciones en público. Quizá para emular a su jefe, no siempre traía puesto el cubrebocas.

El “aislamiento” obligado del general Sandoval no pudo haber llegado en peor momento. Ocurre a escasas 48 horas del Día del Ejército, la fecha en el calendario militar más importante del año, equiparable al aniversario de la Independencia.

Es el día en que la ceremonia suele tener un solo orador. Con el reflector encima, el titular de la Defensa aprovecha el micrófono para lanzar un mensaje que incide sobre la coyuntura política y el rol de la milicia para el futuro inmediato.

Este año se elegirá a más del 70 por ciento de la clase política del país. Son 15 gubernaturas con sus congresos locales y presidencias municipales, además del relevo en el Congreso de la Unión. La agenda de riesgos de la seguridad interior tiene teñido de rojo buena parte del territorio nacional. Para donde se vea, de Guerrero a Sonora, la violencia no da tregua. Si bien el número de asesinatos ha tenido un ligero descenso, la beligerancia es mayor y más mediática.

La crítica al papel pasivo de la Guardia Nacional se justifica por la torpe reacción ante los hechos de alto impacto, como el casi medio centenar de masacres contabilizadas del año pasado a la fecha. Para los analistas no hay ningún cambio en el rol del Ejército y la Guardia Nacional en labores de seguridad, mas que en el uniforme.

Ante el papel protagónico que el Ejército adquirió en este sexenio, ya no solo en seguridad sino como constructor de grandes obras de infraestructura, en fechas recientes los militares ahora operan en aduanas, aeropuertos y cargos administrativos en áreas de finanzas.

De ahí la relevancia de la fecha. En la cadena de mando por abajo del general secretario se encuentra el divisionario Homero Mendoza Ruiz, jefe de Estado Mayor de la Defensa Nacional, quien en primera instancia podría encargarse del discurso. También por jerarquía podría tomar la estafeta el subsecretario, el general André Georges Foullon Van Lisssum, ambos tienen la confianza absoluta del secretario para suplirlo en su ausencia.

@velediaz42

ÚLTIMASCOLUMNAS
miércoles 07 de abril de 2021

¿Terroristas en Mexicali?

Juan Veledíaz

miércoles 17 de marzo de 2021

La urgencia del Ejército

Juan Veledíaz

miércoles 10 de marzo de 2021

Los generales intocables

Juan Veledíaz

miércoles 17 de febrero de 2021

Inusual Día del Ejército

Juan Veledíaz

miércoles 10 de febrero de 2021

La DEA en Sinaloa

Juan Veledíaz

miércoles 03 de febrero de 2021

Lo incómodo de Ayotzinapa

Juan Veledíaz

Cargar Más