/ domingo 12 de enero de 2020

Estamos a tiempo

Consternados, dolidos, tristes, estamos todos los laguneros, sin duda, un día gris difícil de olvidar. Lejos de buscar culpables, hay que evitar que vuelvan a suceder eventos de esta naturaleza. Debemos llamar a todos a la reflexión, pero no de un par de días, a una reflexión día con día, de forma permanente. Somos una sociedad históricamente capaces de superar cualquier desafío.

Se ha dicho que nuestra sociedad se va deteriorando poco a poco, pero estoy confiado que estamos a tiempo.

Estamos a tiempo de abrazar a nuestros hijos, de escucharlos, de ponerles más atención, de tenderles la mano.

Estamos a tiempo de dejar de compartir fotografías de las víctimas, que sólo alimentan el morbo y faltan al respeto a las familias de las víctimas.

Estamos a tiempo para que se sancione a los elementos de seguridad que circulan esas fotografías que sólo ellos tienen acceso a las escenas y deben ser usadas para la investigación, no difundirlas, ojalá los diputados de nuestro estado regulen eso, sería un gran avance, muchas familias de las víctimas se los agradecerían.

Estamos a tiempo de dejar de ser insensibles ante la violencia, a dejar de tolerar que se normalice, estamos a tiempo de dejar de culpar a videojuegos bélicos, estamos a tiempo de dejar de buscar culpables porque los culpables somos todos, estamos a tiempo de buscar soluciones, como por ejemplo tutorías, terapias cognitivas, evitar el bullying, estamos a tiempo de revisar el entorno de nuestros hijos, estar más cerca con los ojos más abiertos.

Estamos a tiempo de reconocer que la seguridad nos compete a todos, más allá de los espacios públicos, también en lo privado.

Estamos a tiempo de escuchar. Estamos a tiempo de buscar que nuestros hijos se desarrollen plenamente, en un ambiente de paz y de tranquilidad y que sean felices.

Estamos a tiempo de trabajar unidos, tanto sociedad como gobierno por adoptar una nueva narrativa y ser corresponsables.

Estamos a tiempo de cumplir esta tarea. Estamos a tiempo de convertir nuestra casa en nuestro hogar.

Estamos a tiempo de que una tragedia así, no se vuelva a repetir.

Esto no termina aquí, aquí empieza.

Consternados, dolidos, tristes, estamos todos los laguneros, sin duda, un día gris difícil de olvidar. Lejos de buscar culpables, hay que evitar que vuelvan a suceder eventos de esta naturaleza. Debemos llamar a todos a la reflexión, pero no de un par de días, a una reflexión día con día, de forma permanente. Somos una sociedad históricamente capaces de superar cualquier desafío.

Se ha dicho que nuestra sociedad se va deteriorando poco a poco, pero estoy confiado que estamos a tiempo.

Estamos a tiempo de abrazar a nuestros hijos, de escucharlos, de ponerles más atención, de tenderles la mano.

Estamos a tiempo de dejar de compartir fotografías de las víctimas, que sólo alimentan el morbo y faltan al respeto a las familias de las víctimas.

Estamos a tiempo para que se sancione a los elementos de seguridad que circulan esas fotografías que sólo ellos tienen acceso a las escenas y deben ser usadas para la investigación, no difundirlas, ojalá los diputados de nuestro estado regulen eso, sería un gran avance, muchas familias de las víctimas se los agradecerían.

Estamos a tiempo de dejar de ser insensibles ante la violencia, a dejar de tolerar que se normalice, estamos a tiempo de dejar de culpar a videojuegos bélicos, estamos a tiempo de dejar de buscar culpables porque los culpables somos todos, estamos a tiempo de buscar soluciones, como por ejemplo tutorías, terapias cognitivas, evitar el bullying, estamos a tiempo de revisar el entorno de nuestros hijos, estar más cerca con los ojos más abiertos.

Estamos a tiempo de reconocer que la seguridad nos compete a todos, más allá de los espacios públicos, también en lo privado.

Estamos a tiempo de escuchar. Estamos a tiempo de buscar que nuestros hijos se desarrollen plenamente, en un ambiente de paz y de tranquilidad y que sean felices.

Estamos a tiempo de trabajar unidos, tanto sociedad como gobierno por adoptar una nueva narrativa y ser corresponsables.

Estamos a tiempo de cumplir esta tarea. Estamos a tiempo de convertir nuestra casa en nuestro hogar.

Estamos a tiempo de que una tragedia así, no se vuelva a repetir.

Esto no termina aquí, aquí empieza.

domingo 26 de abril de 2020

Insuficiente Plan de Acción

domingo 22 de marzo de 2020

¿Qué ganamos con el CODIV-19?

domingo 01 de marzo de 2020

Violencia intrafamiliar… el origen

domingo 09 de febrero de 2020

A 10 años de las tragedias

domingo 12 de enero de 2020

Estamos a tiempo

lunes 23 de diciembre de 2019

El posible exceso de la legítima defensa

domingo 08 de diciembre de 2019

El elevado costo de la violencia

domingo 10 de noviembre de 2019

La Red Nacional de Mesas de Seguridad

domingo 27 de octubre de 2019

Misma estrategia, mismos resultados

martes 08 de octubre de 2019

Cambiemos la retórica bélica

Cargar Más