/ miércoles 17 de junio de 2020

Enrique Hernández, el humanista

Sencillo, vestido sin pretensiones, con voz suave y fraterna, entra a la sala donde ya lo esperan alumnos de secundaria y preparatoria y comienza a hablar de sus libros...entonces la magia sucede.

El licenciado, agrónomo, profesor de secundaria, escritor, gran observador de su entorno Enríque Hernández Vázquez es lagunero de principio a fin, una persona que busca saber más cada día, inquieto escritor y sobre todo, un humanista.

Conocí su obra y sus presentaciones de libros al mismo tiempo, lo ví hablar con los jóvenes, cautivarlos con sus historias y al final de la charla pude ver como los muchachos se cooperaban para poder comprar alguno de sus libros.

El es su propia editorial, su promotor cultural, su corrector de estilo, es un hombre orquesta, un ser del Renacimiento, pero no lo sabe, y eso es bueno.

Entre sus textos están 4 cuentos reunidos en "El libro de los tesoros", 14 relatos compilados en "La función de la tarde", una bella historia de amor que va más allá de todo "La Historia de Raquel Romero y del hombre que la amó", "El Viaje", 19 historias y cuentos de la Región Lagunera.

Y este día acabo de enterarme de que Enríque publicó un nuevo libro, se titula "Campos de algodón" mi familia migrante. Y esto me da pie para comentar que los textos de este profesor de secundaria desde el año 2000, licenciado en economía por la UAdeC y agrónomo por la Narro Laguna, no deja pasar ningún detalle de lo que ve y vive, es un personaje profundamente lagunero, coloquial, amante de su entorno y con la sensibilidad, extraño ingrediente del arte, de un ecsritor de lo nuestro, de historias rurales, de comunidades periféricas, de sucesos que quizá para otros pasarían desaparecidos pero que en èl son materia prima para escribir.

Enríque Hernández es mención honorífica del certamen 2018 de la Semarenat Coahuila, también es actor y director de teatro y un caminante sin remedio por las calles polvosas de las comunidades rurales de La Laguna.

Supongo que el próximo año escolar Enríque volverá a visitar las escuelas para presentar sus libros, si usted se entera de algunas de estas citas entre el escritor y su público, vaya, además de que pasará un buen rato porque el autor es ameno en sus presentaciones, descubrirá que hay muchas formas de amara a la tietrra y el contar historias sobre la gente que vive en la región es una de ellas.

El oficio del cronista popular, del pregonero, no es fácil, se extingue enmedio de la indiferencia de la gente por lo nuestro, lo inmediato y la pretensión de los urbano y cosmopolita aunque se de con calzador, eso enriquece el trabajo de Hernández Vázquez, su trabajo n o solo es interesante como literatura, sino indispensable como testimonios de una sociedad que se niega a sucumbir ante los espejos de la modernidad y el espejismo de la riqueza en la ciudad.

Eso son los libros de un autor que no pretende otra cosa que dejar huella, testimonio escrito de lo que pasa en la región. La literatura de Enríque Hernández está fuera de la esfera de la falsa pretensión académica o de alta cultura, es la voz de la gente sencilla, como él, que vive y deja testimonios de sus actividades.

Hay oficio en la obra de Henrández, ni duda cabe, también hay una clairdad en sus ideas, sus objetivos como escritor y sigue trabajando.

androli@yahoo.com.mx

@AngelReynaC

@Noticias_AngelR

Sencillo, vestido sin pretensiones, con voz suave y fraterna, entra a la sala donde ya lo esperan alumnos de secundaria y preparatoria y comienza a hablar de sus libros...entonces la magia sucede.

El licenciado, agrónomo, profesor de secundaria, escritor, gran observador de su entorno Enríque Hernández Vázquez es lagunero de principio a fin, una persona que busca saber más cada día, inquieto escritor y sobre todo, un humanista.

Conocí su obra y sus presentaciones de libros al mismo tiempo, lo ví hablar con los jóvenes, cautivarlos con sus historias y al final de la charla pude ver como los muchachos se cooperaban para poder comprar alguno de sus libros.

El es su propia editorial, su promotor cultural, su corrector de estilo, es un hombre orquesta, un ser del Renacimiento, pero no lo sabe, y eso es bueno.

Entre sus textos están 4 cuentos reunidos en "El libro de los tesoros", 14 relatos compilados en "La función de la tarde", una bella historia de amor que va más allá de todo "La Historia de Raquel Romero y del hombre que la amó", "El Viaje", 19 historias y cuentos de la Región Lagunera.

Y este día acabo de enterarme de que Enríque publicó un nuevo libro, se titula "Campos de algodón" mi familia migrante. Y esto me da pie para comentar que los textos de este profesor de secundaria desde el año 2000, licenciado en economía por la UAdeC y agrónomo por la Narro Laguna, no deja pasar ningún detalle de lo que ve y vive, es un personaje profundamente lagunero, coloquial, amante de su entorno y con la sensibilidad, extraño ingrediente del arte, de un ecsritor de lo nuestro, de historias rurales, de comunidades periféricas, de sucesos que quizá para otros pasarían desaparecidos pero que en èl son materia prima para escribir.

Enríque Hernández es mención honorífica del certamen 2018 de la Semarenat Coahuila, también es actor y director de teatro y un caminante sin remedio por las calles polvosas de las comunidades rurales de La Laguna.

Supongo que el próximo año escolar Enríque volverá a visitar las escuelas para presentar sus libros, si usted se entera de algunas de estas citas entre el escritor y su público, vaya, además de que pasará un buen rato porque el autor es ameno en sus presentaciones, descubrirá que hay muchas formas de amara a la tietrra y el contar historias sobre la gente que vive en la región es una de ellas.

El oficio del cronista popular, del pregonero, no es fácil, se extingue enmedio de la indiferencia de la gente por lo nuestro, lo inmediato y la pretensión de los urbano y cosmopolita aunque se de con calzador, eso enriquece el trabajo de Hernández Vázquez, su trabajo n o solo es interesante como literatura, sino indispensable como testimonios de una sociedad que se niega a sucumbir ante los espejos de la modernidad y el espejismo de la riqueza en la ciudad.

Eso son los libros de un autor que no pretende otra cosa que dejar huella, testimonio escrito de lo que pasa en la región. La literatura de Enríque Hernández está fuera de la esfera de la falsa pretensión académica o de alta cultura, es la voz de la gente sencilla, como él, que vive y deja testimonios de sus actividades.

Hay oficio en la obra de Henrández, ni duda cabe, también hay una clairdad en sus ideas, sus objetivos como escritor y sigue trabajando.

androli@yahoo.com.mx

@AngelReynaC

@Noticias_AngelR

lunes 29 de junio de 2020

¿Habrá semáforo en Luz Verde?

sábado 27 de junio de 2020

Es como ver la tele

miércoles 24 de junio de 2020

La cultura mexicana en quiebra

lunes 22 de junio de 2020

SharingMyDream

viernes 19 de junio de 2020

A leer ipstoris breves

miércoles 17 de junio de 2020

Enrique Hernández, el humanista

miércoles 10 de junio de 2020

¿Cuántos museos quedaron?

lunes 08 de junio de 2020

Felguerez a la vanguardia siempre

lunes 08 de junio de 2020

Más reservas naturales más turismo

viernes 29 de mayo de 2020

Es la hora ciudadana

Cargar Más