/ miércoles 16 de septiembre de 2020

Dos Bocas en crisis

El IMP de plano ya tiró la toalla en la supervisión de la construcción de la refinería de Dos Bocas y recibe propuestas para que un tercero haga un diagnóstico, avalado por una empresa de prestigio internacional, y así determinar el estado actual del proyecto de refinería.

Es en serio, la Dirección de Finanzas y la Gerencia de Proveeduría y Servicios tienen abierta una licitación de asistencia técnica para hacer el diagnóstico porque necesitan validar los datos entregados por Pemex, revisar su viabilidad técnica y entender qué están haciendo.

¿Es normal que ¡un tercero revise datos, haga este trabajo y que se licite este servicio? Sí, pero se hace antes de poner un peso al proyecto, mover tierra o pedir equipos; antes de decidir que es viable.

“Se requiere determinar el grado de desarrollo que tiene el alcance del proyecto, identificando cada uno de los elementos críticos con el fin de determinar posibles factores de riesgo”, es lo que necesita saber el IMP para poder proponer estrategias y acciones que reduzcan riesgos.

El IMP necesita una metodología para determinar el nivel de madurez o de definición del proyecto, esto conforme a las prácticas internacionales y evaluar la información técnica y económica y determinar el nivel de riesgo de ejecución del proyecto. Hacerlo ahora implica que hay correcciones urgentes para llevar a cabo, correcciones que alterarán las actuales definiciones.

Lo que quiere comprar es la estrategia para el desarrollo del diagnóstico del proyecto de Dos Bocas. Hacer los cuestionarios para personal clave de Pemex en el proyecto más el análisis de la información proporcionada al IMP.

Si el proyecto es viable o no, cuáles serán los problemas de diseño, de oportunidad, saber si los costos en que está planeado en este momento son viables o si los equipos que se piensan pedir sirven para lo que se requiere, es algo que solo el consultor, el IMP y Pemex van a saber porque los resultados no serán públicos.

La crisis en Dos Bocas crece y los funcionarios involucrados tienen que comenzar a tomar medidas antes de que el desastre desborde cualquier control, por eso el IMP busca ayuda, la bronca es más grande de lo esperado y eso que ya están acostumbrados a las sorpresas que da Pemex.


Buzos

1.-No pierda de vista a una empresa que se llama Transcamello, ubicada en las cercanías de Cuautepec, Hidalgo; en medio de uno de los mercados negros más importantes de Gas LP que hay en la zona. Ojo, es un pequeño pueblo en donde una gran parte de la población está involucrada. Nos cuentan que existe una enorme movilización de pipas grandes y medianas que prefieren moverse de noche. La empresa tiene el permiso de distribuidor de la Comisión Reguladora de Energía a nombre Pedro Olgado y fue otorgado el 30 de enero pasado, según la resolución número RES/124/20202 que le permite operar como comercializador.

2.-El rumor de que ya está la lista de pagos a proveedores en Pemex es muy grande y tiene esperanzados a los contratistas. En este momento, el 90% de ellos están al borde la quiebra, muy pocas empresas tienen la capacidad de aguantar, a ver si Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, logra que su director de Administración, Marcos Herrería; le haga caso y, finalmente, pague.

El IMP de plano ya tiró la toalla en la supervisión de la construcción de la refinería de Dos Bocas y recibe propuestas para que un tercero haga un diagnóstico, avalado por una empresa de prestigio internacional, y así determinar el estado actual del proyecto de refinería.

Es en serio, la Dirección de Finanzas y la Gerencia de Proveeduría y Servicios tienen abierta una licitación de asistencia técnica para hacer el diagnóstico porque necesitan validar los datos entregados por Pemex, revisar su viabilidad técnica y entender qué están haciendo.

¿Es normal que ¡un tercero revise datos, haga este trabajo y que se licite este servicio? Sí, pero se hace antes de poner un peso al proyecto, mover tierra o pedir equipos; antes de decidir que es viable.

“Se requiere determinar el grado de desarrollo que tiene el alcance del proyecto, identificando cada uno de los elementos críticos con el fin de determinar posibles factores de riesgo”, es lo que necesita saber el IMP para poder proponer estrategias y acciones que reduzcan riesgos.

El IMP necesita una metodología para determinar el nivel de madurez o de definición del proyecto, esto conforme a las prácticas internacionales y evaluar la información técnica y económica y determinar el nivel de riesgo de ejecución del proyecto. Hacerlo ahora implica que hay correcciones urgentes para llevar a cabo, correcciones que alterarán las actuales definiciones.

Lo que quiere comprar es la estrategia para el desarrollo del diagnóstico del proyecto de Dos Bocas. Hacer los cuestionarios para personal clave de Pemex en el proyecto más el análisis de la información proporcionada al IMP.

Si el proyecto es viable o no, cuáles serán los problemas de diseño, de oportunidad, saber si los costos en que está planeado en este momento son viables o si los equipos que se piensan pedir sirven para lo que se requiere, es algo que solo el consultor, el IMP y Pemex van a saber porque los resultados no serán públicos.

La crisis en Dos Bocas crece y los funcionarios involucrados tienen que comenzar a tomar medidas antes de que el desastre desborde cualquier control, por eso el IMP busca ayuda, la bronca es más grande de lo esperado y eso que ya están acostumbrados a las sorpresas que da Pemex.


Buzos

1.-No pierda de vista a una empresa que se llama Transcamello, ubicada en las cercanías de Cuautepec, Hidalgo; en medio de uno de los mercados negros más importantes de Gas LP que hay en la zona. Ojo, es un pequeño pueblo en donde una gran parte de la población está involucrada. Nos cuentan que existe una enorme movilización de pipas grandes y medianas que prefieren moverse de noche. La empresa tiene el permiso de distribuidor de la Comisión Reguladora de Energía a nombre Pedro Olgado y fue otorgado el 30 de enero pasado, según la resolución número RES/124/20202 que le permite operar como comercializador.

2.-El rumor de que ya está la lista de pagos a proveedores en Pemex es muy grande y tiene esperanzados a los contratistas. En este momento, el 90% de ellos están al borde la quiebra, muy pocas empresas tienen la capacidad de aguantar, a ver si Octavio Romero Oropeza, director de Pemex, logra que su director de Administración, Marcos Herrería; le haga caso y, finalmente, pague.

ÚLTIMASCOLUMNAS