/ jueves 18 de junio de 2020

De Palenque a Venezuela

La tarde del pasado sábado 13 de junio dos aeronaves que habían sido aseguradas días antes por la Fiscalía General de la República (FGR) en el aeropuerto de Palenque, Chiapas, fueron liberadas después de que agentes de la Policía Federal Ministerial, mecánicos de la Fuerza Aérea y elementos de la secretaría de la Defensa Nacional no encontraron “ningún objeto, producto o instrumento de delito”, y sin que existiera alguna alerta sobre los aparatos por parte de la Federal Aviation Administration (FAA).

Las aeronaves eran una tipo Cessna con matricula N1245, y otra modelo Grumman matricula N27SL. Esa misma tarde el piloto de la Grumman pidió autorización para despegar con un plan de vuelo Palenque, Chiapas destino aeropuerto de Chetumal, Quintana Roo, el cual le fue concedido.

A las 19:40 horas de ese sábado, el jefe de la Guardia Nacional en el aeropuerto de Chetumal emitió una alerta debido a que minutos antes la torre de control había perdido contacto con la aeronave. Un día después se reportó que una aeronave procedente de México, se había estrellado en una pista clandestina en el municipio de Machiques de Perijá, en el estado de Zulía, Venezuela, fronterizo con Colombia.

Fuentes de la Guardia Nacional, del Ejército mexicano y de la Fuerza Aérea aseguran que la aeronave siniestrada era la misma que había salido de Palenque horas antes. La página web lapatilla.com administrada por periodistas venezolanos disidentes, reportó que la nave era una Gulfstream azul en la que viabajan dos mexicanos, César Alberto García Pérez de 25 años de edad, quien fue llevado herido a una clínica local, e Ignacio Ramírez Orellana quien habría fallecido pese a que no se reportó el hallazgo de su cuerpo. Se sospecha que llevaban droga en dirección a Centroamérica.

El aeropuerto de Palenque donde a finales del pasado mes de abril se decomisaron 150 kilos de cocaína, forma parte del corredor aéreo sur del tráfico de drogas. Está controlado por un grupo de individuos encabezados por el hijo del fallecido capo Gilberto Rivera Amarillas, a quien identifican por el alias de “el Jr”, quienes tienen alianzas en territorio guatemalteco con un grupo de sinaloenses vinculado a Ismael “el Mayo” Zambada.

Fuentes de la séptima región militar con sede en Chiapas, aseguran que esta red tiene protección de los mandos de la Policía Federal Ministerial, quienes estarían detrás de la liberación de las aeronaves aseguradas en Palenque. Y tienen nexos con agentes de la desaparecida Policía Federal, hoy en funciones dentro de la Guardia Nacional a cargo de aeropuertos en esta zona del país. Algunos de ellos como se documentó en este espacio en septiembre pasado, forman parte de la “hermandad segunda generación”.

La conexión aérea Palenque-Machiques de Perijá, es una de las rutas que tienen ubicada de tiempo atrás las agencias estadounidenses. La prensa internacional reportó el pasado mes de abril cómo se ha transformado el pequeño poblado de San Felipe, en este municipio del departamento de Zulia, donde la población mexicana se ha incrementado y proliferan camionetas de lujo con narcorridos a todo volumen por lo que ya se le conoce como “Sinaloa”.

@velediaz424

La tarde del pasado sábado 13 de junio dos aeronaves que habían sido aseguradas días antes por la Fiscalía General de la República (FGR) en el aeropuerto de Palenque, Chiapas, fueron liberadas después de que agentes de la Policía Federal Ministerial, mecánicos de la Fuerza Aérea y elementos de la secretaría de la Defensa Nacional no encontraron “ningún objeto, producto o instrumento de delito”, y sin que existiera alguna alerta sobre los aparatos por parte de la Federal Aviation Administration (FAA).

Las aeronaves eran una tipo Cessna con matricula N1245, y otra modelo Grumman matricula N27SL. Esa misma tarde el piloto de la Grumman pidió autorización para despegar con un plan de vuelo Palenque, Chiapas destino aeropuerto de Chetumal, Quintana Roo, el cual le fue concedido.

A las 19:40 horas de ese sábado, el jefe de la Guardia Nacional en el aeropuerto de Chetumal emitió una alerta debido a que minutos antes la torre de control había perdido contacto con la aeronave. Un día después se reportó que una aeronave procedente de México, se había estrellado en una pista clandestina en el municipio de Machiques de Perijá, en el estado de Zulía, Venezuela, fronterizo con Colombia.

Fuentes de la Guardia Nacional, del Ejército mexicano y de la Fuerza Aérea aseguran que la aeronave siniestrada era la misma que había salido de Palenque horas antes. La página web lapatilla.com administrada por periodistas venezolanos disidentes, reportó que la nave era una Gulfstream azul en la que viabajan dos mexicanos, César Alberto García Pérez de 25 años de edad, quien fue llevado herido a una clínica local, e Ignacio Ramírez Orellana quien habría fallecido pese a que no se reportó el hallazgo de su cuerpo. Se sospecha que llevaban droga en dirección a Centroamérica.

El aeropuerto de Palenque donde a finales del pasado mes de abril se decomisaron 150 kilos de cocaína, forma parte del corredor aéreo sur del tráfico de drogas. Está controlado por un grupo de individuos encabezados por el hijo del fallecido capo Gilberto Rivera Amarillas, a quien identifican por el alias de “el Jr”, quienes tienen alianzas en territorio guatemalteco con un grupo de sinaloenses vinculado a Ismael “el Mayo” Zambada.

Fuentes de la séptima región militar con sede en Chiapas, aseguran que esta red tiene protección de los mandos de la Policía Federal Ministerial, quienes estarían detrás de la liberación de las aeronaves aseguradas en Palenque. Y tienen nexos con agentes de la desaparecida Policía Federal, hoy en funciones dentro de la Guardia Nacional a cargo de aeropuertos en esta zona del país. Algunos de ellos como se documentó en este espacio en septiembre pasado, forman parte de la “hermandad segunda generación”.

La conexión aérea Palenque-Machiques de Perijá, es una de las rutas que tienen ubicada de tiempo atrás las agencias estadounidenses. La prensa internacional reportó el pasado mes de abril cómo se ha transformado el pequeño poblado de San Felipe, en este municipio del departamento de Zulia, donde la población mexicana se ha incrementado y proliferan camionetas de lujo con narcorridos a todo volumen por lo que ya se le conoce como “Sinaloa”.

@velediaz424

miércoles 05 de agosto de 2020

Estructura intacta

miércoles 29 de julio de 2020

La década de Jalisco

miércoles 22 de julio de 2020

'Penicilina' en aduanas y puertos

miércoles 15 de julio de 2020

Militares en Ayotzinapa

miércoles 08 de julio de 2020

Operaciones aéreas

miércoles 01 de julio de 2020

El nieto del general

miércoles 24 de junio de 2020

La salud del militar

jueves 18 de junio de 2020

De Palenque a Venezuela

miércoles 10 de junio de 2020

El halcón mayor

miércoles 03 de junio de 2020

Corruptos en la Guardia Nacional

Cargar Más