/ lunes 7 de junio de 2021

CIAL Dun & Bradstreet, más valor para los datos

La crisis económica que provocó la pandemia generó un mayor riesgo empresarial en muchos sentidos. La capacidad de pago de los acreedores; una mayor cautela para el otorgamiento de nuevos créditos y contratos; y asegurar la continuidad de la cadena de suministro y de proveedores, son sólo algunos de los aspectos que hoy se tienen que vigilar de manera puntual y prácticamente en tiempo real para evitar distorsiones mayores. Y esta mayor demanda de datos es la que sustenta las expectativas de crecimiento de la compañía que en México dirige el experimentado Sergio Hernández con una trayectoria destacada en el sector financiero y corporativo nacional, que espera una tasa de crecimiento sostenido de entre 40% y 60%, cuando antes de la crisis sanitaria, el crecimiento promedio anual de CIAL Dun & Bradstreet era de 15%.

La firma es la más grande en América Latina en el tema de información empresarial y de negocios, que le permite medir el comportamiento de pago de compañías mucho más amplio que un buró de crédito porque además de las referencias de pago financieras y comerciales, incluye información precisa del establecimiento de la empresa, sus litigios si fuera el caso, estados financieros, situación financiera, y el nivel de riesgo de la compañía, y toda la información se resume en un número de identificación que es válido en cualquier país del mundo, que además sirve como una referencia para temas de importación y exportación. Su base actual de datos abarca 1.1 millones de compañías de todos los tamaños en México, y su competidor más cercano apenas llega a 100 mil registros, además a nivel global analiza más de 420 millones de compañías. A finales de 2016, Dun & Bradstreet, la plataforma más grande del mundo en información de negocios, vendió sus operaciones en América Latina a un grupo privado de inversionistas enfocados en la tecnología, y así nació Centro de Información de América Latina o CILA que puede utilizar la marca y base global de datos de Dun & Bradstreet.


¿Habrá un rival?


El jueves la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad) dará a conocer su reporte mensual de ventas correspondiente a mayo, y ante la salida de afiliados al organismo, como el caso de Oxxo, la pregunta es qué tan relevantes son las cifras de Antad que como se sabe en 2019 también perdió la afiliación de Walmart de México y Centroamérica, es decir que ahora Antad adolece de las dos cadenas comerciales más grandes del país. Y aunque es una versión muy preliminar se habla de que justo ambas compañías analizarían conformar un nuevo organismo donde el rigor de las cifras compartidas por sus potenciales agremiados sería avalado por su situación como empresa pública en México, y en algunos casos en el extranjero. Hasta el año pasado, Antad representó 104 cadenas de las cuales 32 son de autoservicio, 16 departamentales y 56 especializadas, que suman más de 51 mil establecimientos

@robertoah

La crisis económica que provocó la pandemia generó un mayor riesgo empresarial en muchos sentidos. La capacidad de pago de los acreedores; una mayor cautela para el otorgamiento de nuevos créditos y contratos; y asegurar la continuidad de la cadena de suministro y de proveedores, son sólo algunos de los aspectos que hoy se tienen que vigilar de manera puntual y prácticamente en tiempo real para evitar distorsiones mayores. Y esta mayor demanda de datos es la que sustenta las expectativas de crecimiento de la compañía que en México dirige el experimentado Sergio Hernández con una trayectoria destacada en el sector financiero y corporativo nacional, que espera una tasa de crecimiento sostenido de entre 40% y 60%, cuando antes de la crisis sanitaria, el crecimiento promedio anual de CIAL Dun & Bradstreet era de 15%.

La firma es la más grande en América Latina en el tema de información empresarial y de negocios, que le permite medir el comportamiento de pago de compañías mucho más amplio que un buró de crédito porque además de las referencias de pago financieras y comerciales, incluye información precisa del establecimiento de la empresa, sus litigios si fuera el caso, estados financieros, situación financiera, y el nivel de riesgo de la compañía, y toda la información se resume en un número de identificación que es válido en cualquier país del mundo, que además sirve como una referencia para temas de importación y exportación. Su base actual de datos abarca 1.1 millones de compañías de todos los tamaños en México, y su competidor más cercano apenas llega a 100 mil registros, además a nivel global analiza más de 420 millones de compañías. A finales de 2016, Dun & Bradstreet, la plataforma más grande del mundo en información de negocios, vendió sus operaciones en América Latina a un grupo privado de inversionistas enfocados en la tecnología, y así nació Centro de Información de América Latina o CILA que puede utilizar la marca y base global de datos de Dun & Bradstreet.


¿Habrá un rival?


El jueves la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (Antad) dará a conocer su reporte mensual de ventas correspondiente a mayo, y ante la salida de afiliados al organismo, como el caso de Oxxo, la pregunta es qué tan relevantes son las cifras de Antad que como se sabe en 2019 también perdió la afiliación de Walmart de México y Centroamérica, es decir que ahora Antad adolece de las dos cadenas comerciales más grandes del país. Y aunque es una versión muy preliminar se habla de que justo ambas compañías analizarían conformar un nuevo organismo donde el rigor de las cifras compartidas por sus potenciales agremiados sería avalado por su situación como empresa pública en México, y en algunos casos en el extranjero. Hasta el año pasado, Antad representó 104 cadenas de las cuales 32 son de autoservicio, 16 departamentales y 56 especializadas, que suman más de 51 mil establecimientos

@robertoah